Arrestan a un hombre tras la muerte de una mujer mexicana que escondía en su camioneta

El presunto traficante fue detenido después de ser visto arrastrando el cadáver en San Juan Capistrano
Sigue a La Opinión en Facebook
Arrestan a un hombre tras la muerte de una mujer mexicana que escondía en su camioneta
Foto: Spencer Platt / Getty Images

Autoridades del condado de Orange arrestaron a un hombre el domingo después de la muerte de una mexicana indocumentada que llevaba escondida en su camioneta.

Efrén Jiménez, 26, fue detenido después de que un padre e hijo lo vieron arrastrando el cuerpo de la mujer en una calle desolada en la ciudad de San Juan Capistrano.

De acuerdo a una declaración que un agente del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) entregó a un tribunal federal, Jiménez fue detenido bajo cargos de transportar a una persona que ha ingresado sin autorización a Estados Unidos.

Las autoridades no han dado a conocer el nombre de la occisa, de 33 años, ya que aún no logran comunicarse con su familia en México.

La teniente Lane Lagaret, portavoz del Departamento del Sheriff del Condado de Orange, informó que se realizó una autopsia, pero que la causa de muerte de la mujer no se ha precisado.

De acuerdo a los documentos legales, Jiménez se dirigió a la frontera tras ser contactado por un traficante conocido como “Chorizo”. Según Jiménez, el traficante le llamó y le ofreció $380 a cambio de transportar a un hombre y una mujer a Los Ángeles.

El traficante le dio órdenes de recoger a las personas cerca de Viejas Casino, en la ciudad de Alpine.

Jiménez recogió al hombre y a la mujer, quien estaba cojeando, a las 5:30 p.m. Al subir a la camioneta, el hombre se acostó sobre el asiento trasero, y la mujer se acostó en el suelo.

Jiménez les dio agua, y el pasajero le informó que la mujer padecía de asma.

Después de parar en una gasolinera, Jiménez condujo el auto sobre la autopista 5 con rumbo al norte. Cuando se acercaban a Carlsbad, la mujer comenzó a temblar. Murió poco después.

Jiménez entonces le llamó al traficante, quien le instruyó intentar revivirla administrando reanimación cardiopulmonar, lo cual no dio resultado. Su piel, dijo Jiménez, ya estaba fría.

Jiménez entonces decidió seguir conduciendo, dirigiéndose al restaurante Carl’s Jr. en San Juan Capistrano, donde dejó al pasajero. Según los documentos legales, Jiménez volvió a llamar al traficante, quien le dijo que dejara el cuerpo de la mujer detrás de una tienda 7-11 y le llamara a la policía.

En lugar de eso, Jiménez se bajó de la autopista, cerca de La Novia Avenue y Forster Canyon Road, y bajó el cadáver. Fue allí donde el padre e hijo lo vieron arrastrando el cuerpo de la mujer.

Ambos se acercaron a Jiménez e intentaron comprobar si la mujer tenía pulso. Jiménez les hizo señas de que se fueran, y fue entonces que el padre lo sujetó mientras llamaba al 911.

El padre e hijo esperaron a que llegara la policía y le dieron a Jiménez la oportunidad de llamar a su “novia” en Tijuana.