El juez que detuvo la deportación de 1,400 inmigrantes

Mark Goldsmith ya había tomado una decisión similar
El juez que detuvo la deportación de 1,400 inmigrantes
ICE señala que los iraquíes que ha detenido han cometido algún delito en EEUU.

DETROIT – El juez de distrito Mark Goldsmith emitió una suspensión de la deportación de 1,400 inmigrantes, a pocos días de que tomara una decisión similar con el caso de 144 personas en peligro de ser expulsadas del país.

Las deportaciones fueron suspendidas temporalmente para ciudadanos iraquíes, quienes tendrán dos semanas adicionales para pelear contra su expulsión del país, apoyados por organizaciones civiles.

Los iraquíes de todo el país dicen que podrían enfrentar la muerte, la persecución y la tortura al regresar a su país natal, debido a que la mayoría son cristianos, publicó The Washington Post.

La decisión del juez Goldsmith podría tener un efecto en contra de las decisiones del Departamento de Seguridad Nacional en su oleada de deportaciones, como en Tennessee y Nuevo México.

Los abogados de los iraquíes y la Unión Americana de Libertades Civiles fueron quienes defienden a los inmigrantes y promovieron el retraso de su deportación.

La Oficina de Servicios de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés) ha dicho que las detenciones de iraquíes se debe a que han cometido algún tipo de delito en los Estados Unidos, por lo que son deportables.

A mediados de junio, un caso causó revuelo en Michigan tras la detención del administrador de un supermercado que había cometido una falta ¡hace más de 20 años!

Activistas han criticado que el Departamento de Seguridad Nacional no esté enfocando sus operativos solamente en inmigrantes criminales, sino también en personas que han probado sus lazos con la comunidad y llevan viviendo muchos años en los Estados Unidos.