Juez dictamina que las personas discapacitadas sin hogar son discriminadas en Laguna Beach

El vehículo que las lleva hasta el albergue local no tiene rampas ni plataformas elevadoras
Sigue a La Opinión en Facebook
Juez dictamina que las personas discapacitadas sin hogar son discriminadas en Laguna Beach
Una persona sin hogar duerme en una parada de buses del Parque MacArthur.
Foto: Emilio Flores / La Opinión

Andrew Guilford, juez de distrito de Santa Ana, emitió múltiples sentencias la semana pasada en relación a una demanda presentada en 2015 por la Fundación de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) del Sur de California y el bufete de abogados Paul Hastings, que alegaba que la ciudad de Laguna Beach discrimina a los desamparados discapacitados.

Este martes, el tribunal federal dictaminó que el transporte usado para trasladar a las personas sin hogar discapacitadas hasta al único albergue local existente en Santa Ana, conocido como Ubicación Alternativa para Dormir y que cuenta con 45 camas, viola la Ley Federal de Rehabilitación y la Ley de Americanos con Discapacidades (ADA) al no contar con rampas o plataformas elevadoras para suplir posibles necesidades.

“Al igual que cuando una ciudad opera una escuela o una piscina, la ADA y la Ley de Reabilitación requieren que un programa para personas sin hogar sea accesible a las personas con discapacidades“, dijo David Hernand, abogado con Paul Hastings. “Confiamos en que el juez federal que escuche este caso esté de acuerdo en que el Programa para Personas sin Hogar de Laguna Beach discrimina a los individuos con discapacidad”.

El fallo es especialmente importante porque los estudios demuestran que un gran porcentaje de personas sin hogar tienen discapacidades físicas o mentales. El juez también ha decidido que los asuntos restantes de la acusación serán juzgados como “una demanda colectiva” pues representan a todas las personas con discapacidad y sin un hogar que viven en Laguna Beach; se estima que son alrededor de 80.

“Esto es importante debido al creciente problema de la falta de vivienda en uno de los enclaves más ricos del sur de California”, dijo Eve Garrow, analista de política de personas sin hogar de ACLU SoCal. “La realidad es que Laguna Beach ha adoptado una estrategia que castiga a los discapacitados simplemente por tropezar en tiempos difíciles “, sentenció.