El silencio de Melania Trump sobre inmigración

¿La Primera Dama ha olvidado su pasado como inmigrante?
El silencio de Melania Trump sobre inmigración
La Drimera Dama también tiene pendiente su lucha contra el ciberbullying.

A pesar de ser inmigrante, la primera dama Melania Trump ha callado ante las políticas migratorias impulsadas por su esposo, el presidente Donald Trump.

¿Por qué?, es la pregunta que se plantea en una editorial de Daily News que ha sido compartida y comentada decenas de veces en redes sociales.

El texto de Vesna-Jaksic-Lowe, quien labora como estratega en la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, en inglés), cuenta cómo ella y Melania pertenecen a una misma generación, originarias de Yusgoslavia, “un país que se rompió que pedazos a principios de 1990, después de una guerra civil”.

Jaksic-Lowe dice que ella llegó a los Estados Unidos sólo con un año de diferencia que Melania, con la misma visa, ambas se casaron con americanos y procrearon, por lo que expresa no entender el silencio de la Primera Dama sobre un tema que ha polarizado al país.

“A pesar de su gran pasado una ciudadana naturalizada, proveniente de los Balcanes devastados por la guerra, la Primera Dama ha optado por permanecer en silencio mientras su marido daña a los inmigrantes y a América”, consideró.

Luego hace una referencia a un amigo eslovenio, quien publicó en su Facebook sentirse orgulloso que Melania fuera la Primera Dama y pusiera el nombre de su país en alto, pero al mismo tiempo no entendía cómo ella, con un pasado como el suyo, podía tolerar la oleada contra inmigrantes liderada por su esposo.

“Como inmigrantes, no debemos olvidarnos de nuestras raíces. Debemos recordar de dónde vinimos, y los sacrificios que otros han hecho para ayudarnos a alcanzar nuevas oportunidades“, agregó la autora, quien compartió el texto en su cuenta de Twitter.

La activista no hace una referencia especial al escándalo que enfrentó la Primera Dama durante las elecciones, cuando fue cuestionada por laborar ilegalmente, situación que tuvo que explicar y cuya carta quedó en la memoria de las redes sociales.

Incluso el abogado que la defendió en ese entonces, Michael Wildes, ha expresado sus desdén a las políticas migratorias de la actual administración, al considerar que se criminaliza a quien no se debe.

La pregunta queda en el aire, ¿por qué Melania Trump guarda silencio sobre un tema que no le es ajeno?