Así pueden jornaleros indocumentados reportar abusos laborales y robos de salario

Una forma anónima de luchar en contra del abuso y la discriminación por parte de los empleadores
Así pueden jornaleros indocumentados reportar abusos laborales y robos de salario
La aplicación se llama Jornaler@ y está disponible para todo tipo de teléfonos celulares
Foto: SANDY HUFFAKER / AFP/Getty Images

Una aplicación para teléfonos inteligentes espera convertirse en el mejor aliado de millones de trabajadores indocumentados que temen acudir a las autoridades para reportar abusos laborales y robos de salario por parte de sus empleadores.

Aunque la aplicación JORNALER@ fue lanzado en noviembre pasado en versión beta o de prueba, la semana pasada se presentó en su segunda versión en el Laboratorio de Respuesta Rápida del Ayuntamiento de Nueva York.

La aplicación está específicamente dirigida a  jornaleros, muchos de ellos indocumentados, y les permite calificar a sus empleadores, informar sobre el pago de sus salarios, publicar fotos sobre sitios de trabajo inseguros, así como conocer sobre eventos y clínicas de “conozca sus derechos” para trabajadores indocumentados en todo el país.

Además, JORNALER@ también ofrece un sistema de alertas que permite a los trabajadores informar de forma anónima acerca de los malos empleadores y lugares de trabajo.

La aplicación fue creada por el Instituto del trabajador en la Universidad de Cornell en Nueva York,  la cual está promocionando la aplicación por estos días.

Las denuncias realizadas por los usuarios de la aplicación van al New Immigrant Community Empowerment, organización pro inmigrante que se pondrá en contacto con los empleadores, así como contratará abogados para presionar a los empleadores sobre los casos de los trabajadores que realizaron las denuncian, y cuyas identidades serán protegidas al 100%.

La aplicación ahora se encuentra en una segunda fase de desarrollo que termina este otoño y la cual busca dinamizar y agilizar el tiempo de reacción de cada queja con las acciones respectivas por parte del New Immigrant Community Empowerment con sede en Nueva York.