Trump cumple 200 días en el poder con agenda estancada y ataques contra la prensa

Para Trump, las vacaciones aparentemente no son un respiro de sus ataques en Twitter contra líderes de la oposición y los periodistas que vigilan su desempeño en el cargo
Trump cumple 200 días en el poder con agenda estancada y ataques contra la prensa
200 días de Trump
Foto: Mark Wilson/Getty Images

WASHINGTON.- El presidente Donald Trump cumplió este lunes 200 días en el poder a la defensiva por el tiempo que ha pasado en vacaciones, con magros logros en su agenda política, y más ataques contra los demócratas y la prensa.

Trump inició el pasado viernes 17 días de vacaciones en Bedminster (Nueva Jersey) sin lograr que el Senado anulara “Obamacare”.

Según cálculos extraoficiales, desde que asumió la presidencia el pasado 20 de enero y hasta hoy lunes, Trump ha pasado ya 47 días en sus canchas de golf, y un total de 62 en todas sus propiedades, es decir, un tercio de su presidencia de paseo.

Las vacaciones en Bedminster le costarán al erario público alrededor de $3,2 millones, si se toma en cuenta el costo de seguridad.

Desde antes de la contienda, Trump solía criticar a su antecesor,  Barack Obama, por tomar  “demasiadas” vacaciones, y se ha puesto a la defensiva ahora que la prensa se ha encargado de recordárselo.

La Casa Blanca ha dicho que tanto el vicepresidente, Mike Pence, como otros miembros del Gabinete, visitarán a Trump en Bedminster y en Nueva York para discutir varios asuntos de la agenda legislativa.

En declaraciones a este diario, el estratega demócrata Federico de Jesús, señaló que, en los seis meses que Trump lleva en la Casa Blanca, “no ha logrado adelantar ni una sola pieza legislativa de envergadura”  y, a su juicio, tampoco tiene excusas para el retraso en las nominaciones a cargos públicos, porque el Senado cambió las reglas para que la mayoría de éstos solo necesitara 50 votos para la confirmación.

Trump también ha dado marcha atrás a reglamentos de la Administración Obama relacionados con inmigración, derechos civiles,  laborales y ambientales, y derechos de la comunidad LGBTQ, dijo de Jesús, presidente de FDJ Solutions y exportavoz hispano de la campaña presidencial de Obama en 2008.

“En vez de escandalizarse por cada uno de sus Tweets, los oponentes de Trump deben enfocarse en combatir sus reglamentaciones  regresivas que afectan a millones de personas”, dijo de Jesús.

¿Qué ha logrado en 200 días?

Trump ganó en 2016 por las múltiples promesas de iniciativas que pondría en marcha en los primeros 100 días o en el primer año de su mandato.

Sin embargo, las investigaciones en torno a la presunta injerencia de Rusia en las elecciones y la posible colusión de miembros de su campaña con las autoridades de Moscú, han opacado su agenda legislativa.

Así, Trump sólo ha logrado la confirmación en el Senado del juez conservador Neil Gorsuch en el Tribunal Supremo, y de varios conservadores en cortes de menor instancia; ha desmontado decenas de regulaciones financieras y ambientales; anunció la salida de EEUU del “Acuerdo de París” contra el cambio climático, y aprobó la construcción del oleoducto “Keystone XL”.

En el campo migratorio, Trump logró una victoria parcial en el Tribunal Supremo para restringir la entrada de refugiados e inmigrantes musulmanes y, sin haber construido el muro fronterizo, ha logrado reducir los cruces ilegales al recrudecer las redadas y deportaciones en todo el país.

Para la líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, sin embargo, Trump “no ha ofrecido más que promesas rotas y liderazgo fallido” que, según señaló, incluye nuevas barreras al acceso a las urnas; la prohibición de soldados transgénero en las Fuerzas Armadas, y una agenda “anti-inmigrante y sin sentido que infunde miedo en las comunidades y debilita nuestra nación”.

Lento engranaje de burocracia federal

Trump continúa rezagado respecto a la designación y confirmación de unos 4,000 puestos en la burocracia federal, de los cuales poco más de 1,200 requieren confirmación en el Senado.

En un período de seis meses, lo razonable es que toda nueva Administración logre al menos instalar a entre 300 y 400 funcionarios pero, según la cadena CNN, hasta la fecha, Trump sólo ha nominado a 277 funcionarios en puestos clave y ha logrado la confirmación de 124, aunque ocho han retirado sus candidaturas.

Según la organización sin fines de lucro “Alianza para el Servicio Público” (“PPS”, por su sigla en inglés), hay 577 puestos sumamente esenciales en el Ejecutivo, pero Trump solo ha podido llenar 115 plazas.

Durante el mismo período, Obama ya había nombrado a 433 y había conseguido 310 confirmaciones. El republicano George W. Bush había nombrado a 414 y logrado la confirmación de 294, mientras que el demócrata Bill Clinton, tuvo 345 y 252, respectivamente.

La Casa Blanca culpa a los demócratas por la lenta marcha de las nominaciones, por atrasar el proceso de confirmación pero, según observadores, Trump también es responsable de las demoras, en parte por luchas internas en la Casa Blanca y por retrasos en los trámites que exige el Senado.

Nuevos trinos, más ataques desde Twitter

Para Trump, las vacaciones aparentemente no son un respiro de sus ataques en Twitter contra líderes de la oposición y los periodistas que vigilan su desempeño en el cargo.

Pese a su caída en popularidad, Trump afirmó esta mañana en Twitter que su base “está más grande y más fuerte que nunca (pese a falsas encuestas de Falsas Noticias”, como se refiere típicamente a los medios de comunicación.

Trump destacó las multitudes en recientes encuentros políticos en Pensilvania, Iowa, Ohio, y Virginia Occidental, y afirmó que pese, a la “falsa” noticia sobre la presunta colusión con Rusia en 2016, su base está más unida que nunca.

A su juicio, la base “jamás cambiará!”, sugiriendo una presunta conspiración de los medios para desvirtuar los resultados de su presidencia.

Trump arremetió contra el senador demócrata por Connecticut, Richard Blumenthal, quien el domingo alentó al fiscal especial, Robert Mueller, a que no se deje intimidar por la Administración y no desista de su investigación sobre la injerencia electoral de Rusia.

Furibundo, Trump replicó que Blumenthal carece de autoridad para opinar sobre el asunto, especialmente porque en 2010 éste tuvo que admitir que exageró sobre su servicio militar y “lloró como un niño” cuando le descubrieron la mentira. Blumenthal no estuvo en la guerra de Vietnam, como dijo inicialmente, sino que prestó servicio como reservista.

Como en otras ocasiones, Trump también tuvo en la mira al diario “The New York Times” que el fin de semana publicó un artículo sobre la campaña que estarían fraguando líderes republicanos en el supuesto de que él no busque la reelección en 2020. El propio Pence negó estar interesado en sumarse al ruedo.

Casi deseándole la quiebra, Trump cuestionó cuánto tiempo le queda al “New York Times” con sus “grandes pérdidas”, pese a que el diario registra un creciente aumento en subscripciones.

Trump sigue teniendo un firme apoyo entre sus votantes, especialmente en estados bajo dominio republicano, pero afronta un panorama distinto entre el público en general. Una encuesta reciente de la Universidad de Quinnipiac indicó que sólo el 33% de los votantes tiene una opinión favorable de su gestión, y un 61% desaprueba de su desempeño en la Casa Blanca.