La misma noche de Mayweather vs. McGregor, podría haber otra pelea, pero con uniformes de Rams y Chargers

Hubo múltiples trifulcas entre ambos equipos de Los Ángeles en una práctica conjunta
La misma noche de Mayweather vs. McGregor, podría haber otra pelea, pero con uniformes de Rams y Chargers
Aspecto de una de las múltiples peleas entre jugadores de Rams y Chargers el miércoles en Irvine, California.
Foto: Captura de video

Al arribar a Los Ángeles tras pasar casi toda su historia en San Diego, los Chargers adoptaron como grito de guerra “Fight of LA” (Pelea por L.A.).

El miércoles, la pelea fue literal.

Durante una práctica conjunta de los Chargers y los Rams en el campo de entrenamiento de éstos, en la ciudad de Irvine, California, los ánimos hirvieron.

Múltiples peleas estallaron en el campo entre elementos de ambos equipos, como para empezar a generar un entorno de rivalidad entre los nuevos vecinos angelinos.

Los Rams llegaron a L.A. un año antes que los Chargers y por supuesto cuentan con una rica historia como equipo de Los Ángeles. Pero los Chargers, que jugarán sus partidos en el StubHub Center de Carson, quieren demostrar algo ante el público.

El primer duelo de verdad entre ellos será el sábado 26 de agosto. Esa fecha, Floyd Mayweather Jr. y Conor McGregor pelearán en Las Vegas, con muchas preguntas sobre lo que podría ocurrir en el ring. Unas horas antes y basados en lo que se vio el miércoles, la verdadera pelea podría ser entre Rams y Chargers.

El video que circuló profusamente en Internet y en los noticieros locales fue el del receptor Keenan Allen, de los Chargers, depositando en el suelo al defensivo profundo de los Rams, Nickell Robey-Coleman.

Robey-Coleman había golpeado a Dontrelle Inman, de los Chargers, luego que otro jugador de los Rams, el esquina Trumaine Johnson, ya le había soltado un golpe a Inman tras un pase incompleto de Philip Rivers.

Johnson explicó que Inman le había puesto las manos en la barra del casco por varios segundos al inicio de la jugada.

No se vio bien el gesto de los jugadores de los Rams, pero al menos Johnson, uno de los mejores de la NFL en su posición, prometió que evitará repetirlo en partidos oficiales.

Lo que es cierto es que entre Rams y Chargers ya se sembró la semilla de una intensa competencia, y también de la enemistad.

Los Rams abren su pretemporada el sábado en el Coliseum al recibir a los Cowboys de Dallas. Chargers jugará el domingo en Carson frente a Seahawks de Seattle.