Nueva coalición de escuelas santuarios toma medidas para proteger a alumnos indocumentados

El arresto de Avelica-González capturado por su hija Fátima impulsó muchas de estas resoluciones

Guía de Regalos

Nueva coalición de escuelas santuarios toma medidas para proteger a alumnos indocumentados
El director Ricardo Mireles, hablando con los alumnos de la Academia Avance en Highland Park, donde estudia Fátima Avelica.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

Hay ciudades santuario, estados santuarios, y zonas escolares seguras. Ahora un grupo de escuelas públicas de Los Ángeles y organizaciones comunitarias ha creado una coalición de Escuelas Santuario en California que garantiza protecciones a estudiantes indocumentados y sus familias a través de reglamentos escolares oficiales.

El grupo California Schools Are Sanctuaries (CASAS), el primero de su tipo en el estado, reúne a líderes de las escuelas tradicionales y charter, así como defensores de los derechos civiles. Su objetivo es asegurar que estas escuelas estén aplicando reglamentos que protejan a los estudiantes.

“Estas son las escuelas que están dando un paso extra en la protección de los estudiantes inmigrantes, en lugar de simplemente decirlo. Esta es una coalición de responsabilidad que se asegura de que lo están haciendo “, dijo Caity Heim, portavoz de la Asociación de Escuelas Charter de California (CCSA).

Uno de los líderes de la nueva coalición es Ricardo Mireles, director de la escuela charter pública de Los Ángeles, donde un padre indocumentado fue detenido mientras dejaba a su hija.

La detención de Rómulo Avelica-González en febrero fue el momento “reflexivo” para Mireles, director ejecutivo de la Academia Avance. Esa fue su motivación para unirse al líder de otro grupo escolar charter de Los Ángeles, Semillas Community Schools, en la formación de la nueva coalición.

Las Escuelas PUC, el Consejo Nacional de La Raza (NCLR), la Asociación de Escuelas Charter de California (CCSA), ACLU Southern California y más recientemente el LAUSD pasó a formar parte de esta coalición, la cual ha adoptado las políticas del ACLU Sanctuary School Toolkit.

“El problema número uno que tenemos como escuelas es la confianza”, dijo Mireles. “Los padres nos están confiando lo más preciado, que son sus hijos. Es nuestra responsabilidad hacer lo correcto con esa confianza, especialmente en esta era. No podemos seguir ignorando la cuestión de la inmigración. Necesitamos abordarlo ahora. La escuela tiene una responsabilidad con ellos”.

En la Academia Avance, que tiene casi 400 estudiantes en una escuela secundaria y preparatoria en Highland Park, se estima que más del 40% de los estudiantes viven con miedo debido a la situación migratoria de sus padres o a la suya propia, dijo Mireles.

“No podemos continuar actuando como si no supiéramos o escucháramos acerca de la situación migratoria de nuestros estudiantes y sus familias. Hay niños que no saben que ellos o sus padres son indocumentados y, adivinen qué, vamos a saberlo cuando empiezan a llenar sus solicitudes FAFSA para ir a la universidad. ¿Por qué tenemos que esperar hasta su último año?”, cuestionó.

El director dijo que cada año, cuando comienzan a meter solicitud para ingresar a la universidad, descubren que alrededor del 15% de sus estudiantes en el último grado de preparatoria no son ciudadanos.

El presidente de la junta escolar del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD), Ref Rodríguez, dijo que cree que un enfoque integral e intensivo funcionaría en un ambiente escolar como el de la Academia Avance, donde los líderes tienen una relación cercana y personal con todas las familias, pero tal vez no, por ahora, en un distrito escolar tan grande como el LAUSD.

“Tienen una relación muy diferente con sus familias que la que existe en la mayoría de las escuelas del LAUSD. Primero tendríamos que construir esa clase de relación con los padres, y entonces podríamos tener esa conversación con ellos”, dijo el lunes a LA School Report en Español. “No podemos ayudarles si no lo sabemos, pero primero debemos fomentar esa confianza. Y tenemos que empezar a hacer eso en una escuela ya, porque no podemos esperar a comenzarlo a gran escala”.

Los miembros de CASAS son escuelas y organizaciones que apoyan la propuesta de ley estatal AB 699, la cual prohibiría la discriminación basada en el estatus migratorio o las creencias religiosas de los estudiantes y proveería nuevas protecciones para los estudiantes de las escuelas públicas K-12.

Alrededor de 60 escuelas y oficinas de educación del condado en California han adoptado resoluciones para proteger a los estudiantes indocumentados y mantener a la policía o agentes ICE alejados de los planteles escolares, incluyendo el LAUSD, que lanzó este mes su campaña “We Are One LA Unified” con abundantes guías de recursos en inglés y español.

El estímulo de muchas de estas resoluciones fue el arresto de Avelica-González y el video capturado por su hija Fátima, quien es alumna de noveno grado en Academia Avance.

Su abogado, Alan Diamante, dijo que el caso de su cliente no habría recibido tanto apoyo de la comunidad si no fuera por las acciones tomadas por Mireles.

Avelica-González, de 49 años, emigró a este país hace 26 años desde Nayarit, México. Fue detenido por agentes de ICE porque tenía un DUI de 2008 y una condena por la recepción de bienes robados después de obtener un registro de vehículo defectuoso. Ambos delitos se removieron en junio.

Según Mireles, los problemas legales de Avelica se agravaron porque su caso fue manejado por estafadores que no eran abogados de inmigración y sólo tomó el dinero de la familia Avelica durante años.

“Creo que el caso de Rómulo Avelica es el ejemplo perfecto de la necesidad de defender el debido proceso para las familias inmigrantes”, dijo Mireles. “Nuestra meta como escuela es hacer que nuestros padres se conviertan en puntos de referencia y comiencen a crear una red en Highland Park para evitar estafadores”.

Los estudiantes de la Academia Avance también creen que necesitan seguir actuando como una familia para apoyar no sólo a la familia Avelica, sino también a otros en situación similar.

Juan Pérez, un estudiante del grado 12 en Avance, cuya familia también emigró de México, dijo que la mayoría de los estudiantes de la escuela comprendieron por lo que Fátima y su familia estaban pasando.

“Nunca dudamos en defender a uno de los nuestros. Muchas de nuestras familias estaban listas para que ocurriera algo como esto después de que Trump se convirtiera en presidente, y el apoyo de la escuela fue muy importante para saber cómo ayudar a la familia Avelica cuando ocurrió el arresto”, dijo.

“Este es un ejemplo para que otras familias luchen, se mantengan firmes, usen el proceso y acudan a legítimos socios comunitarios que les ayuden a navegar la situación”, dijo Mireles. “Le dije a Fátima que ella es la ‘Rosa Parks de esta época’. Por el resto de la historia, la gente va a recordar quién se puso de pie ante el Presidente Trump y las políticas equivocadas que tenía. Lo hiciste y tu familia lo hizo, y la gente lo recordará”, dijo Mireles.

Mireles compartió que la ‘familia Academia Avance’ se prepara para la liberación de Avelica-González el 30 de agosto, cuando su equipo legal espera que un juez de inmigración ordene su liberación del Centro de Detención de Adelanto, cerca de San Diego, donde ha estado detenido durante casi seis meses.

“Rómulo quiere agradecer a toda la comunidad por cocinar para ellos el día después de su liberación. Esperamos que sea una gran celebración”, dijo.

Este artículo es cortesía de LA School Report en español.