Unas 300 escuelas del LAUSD todavía tienen plomo en sus grifos de agua

Todos esos grifos deberían haber sido sustituidos antes de este otoño

Guía de Regalos

Unas 300 escuelas del LAUSD todavía tienen plomo en sus grifos de agua
Suministros de agua potable con plomo.
Foto: Shutterstock

El plomo es una sustancia tóxica que se va acumulando en el organismo, especialmente dañina en los niños de corta edad, de acuerdo con la OMS. La ciudad de Los Ángeles inició oficialmente en 2016 la remoción de todos los grifos contaminados por plomo de las escuelas del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles  (LAUSD), con planes de terminar este proceso a fecha de otoño de 2017.

Sin embargo, según KPCC, unas 300 escuelas aún necesitan reemplazar algunos de esos grifos, y no se espera que lo hagan antes de diciembre de 2018, manteniendo el riesgo que supone para la salud de estudiantes y personal del LAUSD.

Durante décadas, los miembros del personal del LAUSD han dejado correr el agua de los grifos durante unos 30 segundos cada mañana con el fin de eliminar cualquier rastro de plomo. El distrito implementó la política en 1988, y las pruebas se realizaron en 2008 para determinar cuánto plomo realmente existía.

Bajo una fórmula que mide el plomo en microgramos, el nivel estatal para tomar acciones es de 15 partes por mil millones, nivel de toxicidad a partir del cual se decidieron reemplazar esos grifos. Los que durante las pruebas dieron un nivel inferior se mantuvieron, si bien según la Agencia de Protección Ambiental (EPA) no existe un nivel de exposición al plomo que pueda considerarse seguro.

A medida que pasaban los años, este hábito de “purificar” el agua se fue perdiendo, según reveló NBCya que la mayoría de las escuelas habían dejado de hacerlo en 2015. El LAUSD también tiene exenciones para ciertas escuelas, lo que significa que no necesitan realizar ese ritual de los 30 segundos para garantizar la seguridad de sus estudiantes.

Según KPCC, este retraso en la sustitución de los grifos se debe a que algunas escuelas todavía esperan la financiación prometida para hacer frente a la contaminación por plomo, la cual debería desglosarse de una partida de casi $20 millones aprobada por el consejo de LAUSD en 2015.


NOTAS RELACIONADAS