El misterioso humo que sale del consulado ruso en San Francisco un día antes de su cierre

La humareda negra con olor acre en la oficina consular de Rusia preocupa a los residentes de San Francisco

Guía de Regalos

El misterioso humo que sale del consulado ruso en San Francisco un día antes de su cierre
La humareda alarmó a los vecinos del consulado ruso en San Francisco.
Foto: Getty Images

Un misterioso humo con olor acre proveniente del consulado ruso en San Francisco, Estados Unidos, destapó este viernes las llamadas a los servicios de emergencia y el humor en las redes sociales.

En la tarde, en el último día de funcionamiento de la legación consular y previo a una inspección del FBI, la humareda negra generó preocupación entre los residentes del área.

Según informó el Departamento de Bomberos (FD) de la ciudad, tras las llamadas a los servicios de emergencia, se desplazaron hasta allí grupos de rescate, pero los agentes de seguridad rusos no les permitieron entrar al lugar.

La portavoz del FD, Mindy Talmadge, aseguró a la prensa que no se trató de un fuego accidental, sino que, al parecer, los oficiales rusos quemaban “objetos no identificados”.

La humareda se convirtió en tema de conversación en las redes sociales, donde los usuarios bromearon sobre los supuestos motivos que la provocaron.

“Tenían tanto para quemar que seguramente tuvieron que apagar sus alarmas contra incendios”, comentó un usuario de Twitter, mientras otro escribió: “Mejor quemar que compartir”.

Las referencias a la supuesta relación de Rusia con la campaña del presidente Donald Trump tampoco quedaron fuera.

“Deben estar quemando un gran paquete de cartas de amor de Trump a Vladimir”, tuiteó otra persona.

Un día antes del cierre

La humareda tuvo lugar un día después de que Estados Unidos ordenara el cierre del consulado de Rusia en San Francisco y de otras dos oficinas diplomáticas del Kremlin en Washington y Nueva York.

La medida fue adoptada por el Departamento de Estado (DE) como respuesta a la decisión de Moscú de expulsar a 755 empleados de las representaciones diplomáticas estadounidenses en suelo ruso a partir de este 1 de septiembre.

El Ministerio de Exteriores Ruso anunció este viernes que Estados Unidos le comunicó que el FBI realizaría una inspección al consulado de San Francisco, luego de su cierre oficial.

A finales de julio, el Congreso estadounidense aprobó un paquete de sanciones contra el Kremlin por la anexión de Crimea en 2014 y la supuesta interferencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016.

Ya en diciembre de 2016, el entonces presidente Barack Obama ordenó la expulsión de 35 diplomáticos rusos y la confiscación de dos propiedades desde las que, supuestamente, se habrían realizado labores de espionaje vinculados a los comicios.

Tras las nuevas medidas, el canciller ruso, Sergei Lavrov, aseguró este viernes que su país “responderá duramente” a Estados Unidos y criticó las sanciones por considerar que “se tomaron con el propósito de socavar las relaciones ruso-estadounidenses e impedir que Trump hiciera propuestas constructivas durante su presidencia”

En su opinión, las medidas buscan “hacerle lo más difícil posible cumplir sus promesas electorales de normalizar las relaciones con Rusia”.

Vínculos con Rusia

La escalada en las tensiones diplomáticas entre los dos países tiene lugar en un momento en el que el Senado de Estados Unidos investiga la supuesta vinculación de la campaña de Trump con el Kremlin.

Hasta la fecha, los contactos con Rusia le costaron el puesto a dos importantes asesores de Trump: su jefe de campaña, Paul Manafort, quien tuvo que renunciar en agosto de 2016, y su primer asesor de seguridad nacional, Michael Flynn, quien hizo lo mismo en febrero.

En julio pasado, el yerno del presidente Jared Krushner compareció ante el comité del Senado que investiga la intervención rusa en las elecciones, que también cito el hijo del presidente, Donald Trump Jr. y al propio Manafort.