La protección de DACA protegerá la economía de California

Expulsar cruelmente a más de 750,000 estadounidenses que trabajan duro iría en contra de los mismos valores que queremos
La protección de DACA protegerá la economía de California
Los beneficiarios de DACA representan la diversidad de culturas de EEUU.
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinión

Cuando el Presidente Trump anunció que iba a poner fin a la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), mi primera respuesta fue que los valores más apreciados de los Estados Unidos estaban siendo puestos a prueba.

Esta nación de inmigrantes, una nación que dio la bienvenida tanto a mi abuelo como al abuelo del presidente Trump, siempre ha valorado nuestra creencia común en la libertad, la oportunidad y la igualdad.

Expulsar cruelmente a más de 750,000 estadounidenses que trabajan duro iría en contra de los mismos valores que queremos.

Es más, socavará nuestra todavía frágil economía, particularmente aquí en California donde tantos participantes de DACA viven y trabajan.

En 2015, el expresidente Barack Obama firmó la Orden Ejecutiva de DACA para proteger a los indocumentados que fueron traídos a los Estados Unidos como niños.

Y a partir de junio de 2016, cerca de 750,000 estadounidenses antes indocumentados se han hecho parte de este programa, con California siendo la mayoría – más que cualquier otro estado en el país con aproximadamente 223,000 participantes.

La decisión del presidente Donald Trump de poner fin a DACA en seis meses si el Congreso no actúa es parte de sus ataques contra la comunidad latina en particular, pero francamente contra todas las comunidades de inmigrantes y comunidades de color.

Deportar a los estadounidenses que trabajan duro no va a crear empleos: va a destruir puestos de trabajo.

Estudios del Centro para el Progreso Americano estiman que poner fin al programa DACA resultaría en una pérdida de $460,000 millones del Producto Interno Bruto (PIB) nacional durante la próxima década. Por otra parte, costaría a California más de $116,000 millones en una la década en pérdidas del PIB.

Los participantes de DACA hacen contribuciones positivas y significativas a nuestra economía y nación: son empresarios y empleados en compañías Fortune 500 y sirven en nuestras Fuerzas Armadas para proteger nuestras libertades.

Habiendo servido como presidente de la Asamblea del Estado de California, espero que la Legislatura de California actúe para evitar que la Administración de Trump inicie ataques ilegales contra DREAMers, y se asegure que la aplicación de la ley de inmigración en los edificios gubernamentales, como las escuelas y los hospitales, sólo ocurra con una orden judicial específica ordenada y que no se permitan incursiones generalizadas.

Pero lo más importante es que el Congreso debe actuar para proteger DACA y a los DREAMers y aprobar una reforma migratoria integral.
Debemos proteger a los DREAMers, no solo porque es lo correcto para proteger los valores de este país, sino que también es lo económicamente inteligente de hacer.

Antonio Villaraigosa, candidato a gobernador de California, es el expresidente de la Asamblea Estatal de California y el 41º Alcalde de Los Ángeles.