Plasticidad cerebral

Cómo mantener una mente joven a través de los años
Plasticidad cerebral
Los cuidadores de personas con demencia están expuestos a altos niveles de estrés.
Foto: Archivo / Shutterstock

¿Es posible retener la memoria, desarrollar nuevas habilidades y mantener una “mente joven” a medida que envejecemos?  Numerosos estudios y expertos en el tema, coinciden que sí.

Lejos quedaron los días en los que se creía que, a determinada edad era imposible aprender y recordar simple información, o que la demencia era una consecuencia inevitable de la edad. En la actualidad, se sabe que existen maneras de prolongar la memoria, concentrarse y conectarse socialmente con otros.

Según un reporte reciente del Concilio Global en Salud Cerebral (www.globalcouncilonbrainhealth.org), en colaboración con AARP, existen actividades mentales que pueden ayudar a mantener el cerebro joven y activo a través de los años.

¿Cómo mantener el cerebro joven?

Expertos coinciden en que uno de los mayores secretos para la salud mental es mantener el cerebro activo, ya sea desarrollando nuevas habilidades, aprendiendo idiomas, o resolviendo problemas matemáticos. Actividades como la pintura, la costura, las artesanías, o aprender a tocar un instrumento musical también contribuyen al mantenimiento cerebral.

“El Concilio Global de Salud Cerebral (GCBH) recomienda a las personas que incorporen actividades cognitivas estimulantes en su estilo de vida, para ayudar a mantener la salud cerebral a medida que envejecen. En cuanto antes comiencen, mejor, porque lo que hagan ahora, los hará menos susceptibles a los cambios producidos por enfermedades relacionadas con el cerebro, más tarde en la vida”, indicó la doctora Marilyn Albert, Presidente de GCBH y profesora de la Universidad Johns Hopkins.

Recomendaciones

  • Es posible mantener el control e influenciar los cambios que se producen en el cerebro, a medida que envejecemos.
  • Es posible mantener la memoria, la atención y concentración y las habilidades de razonamiento, con el paso de los años con actividades que estimulen el cerebro.
  • El entrenamiento de habilidades cognitivas específicas, como por ejemplo, la memoria, pueden mejorar dichas habilidades. Este entrenamiento debe ser continuo para arrojar los resultados deseados.
  • No existe suficiente evidencia de que los “juegos para la mente” puedan mejorar el funcionamiento mental diario.
  • Para que la actividad tenga efectos positivos en la salud mental debe ser placentera, novedosa, desafiante y atractiva a la vez. Busca actividades sociales que le den un nuevo propósito a tu vida, como por ejemplo,  ser mentor de un niño o joven, o voluntario en una causa que te interese.
  • Algunos ejemplos de actividades estimulantes para el cerebro incluyen: tomar clases de fotografía, o realizar actividades físicas, como Tai-Chi, Yoga, danza, o un deporte como el tenis.
  • Elije una actividad o hobby que te agrade, que se adapte a tus horarios y estilo de vida. Encuentra un amigo o compañero que te motive y con el que puedas compartir dicha actividad.

Mitos y realidades

  • Las personas mayores sí pueden aprender un segundo idioma.
  • El hecho de ser una persona mayor no necesariamente implica olvidarse de las cosas.
  • La demencia no es una consecuencia inevitable de la tercera edad.
  • Todos pueden aprender nuevas cosas, al margen de la edad.

?>