“La esperanza de los migrantes no está en Washington sino en el interior de EEUU“

El apoyo estados y condados, en sus legislaciones, leyes y aliados locales, coinciden activistas
“La esperanza de los migrantes no está en Washington sino en el interior de EEUU“
Foto: Larry W. Smith / EFE

MEXICO – Abogados, activistas  y funcionarios públicos del gobierno mexicano que atienden y defienden  a inmigrantes mexicanos en Estados Unidos coinciden en que la defensa y el apoyo para la población indocumentada se encuentra actualmente en los estados y condados, en sus legislaciones, leyes y aliados locales.

“La esperanza en el panorama (en la Era Trump) no está en Washington“, advirtió Oscar Chacon, de la organización  estadounidense Alianza para las Américas durante el seminario ¿Qué hacer frente a la crisis migratoria?, organizado por el Programa Universitario de Estudios del Desarrollo de la UNAM, El Colegio de México, el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) y la Fundación Vidanta.

Como Chacon, Reyna Torres, cónsul General de México en San Antonio, Texas, advirtió que con base en su experiencia de trabajo en el estado – uno de los más antiinimigrantes- los mexicanos tienen aliados en figuras locales como el actual alcalde, Ron Nirenberg, opositor a colaborar con la ley SB4, que obliga a los gobiernos de los condados a hacer funciones de agentes de ICE para delatar y perseguir a indocumentados.

“Varias ciudades de Texas -entre ellas San Antonio-, demandaron al estado por la Ley SB4  por lo que un juez decidió  posponer la entrada en vigor y la dejó suspendida en parte hasta que un juez de apelaciones en Nueva Orleans decida si es constitucional“.

México ha documentado  el temor que las leyes antiinmigrantes generan en la población migrante. Tan sólo en el estado de Texas, la solicitud de actas de nacimiento pasó de 18,200 en 2016 a 28,000 hasta el pasado mes de agosto. “Esto quiere decir que hay temor y están tomando precauciones por si son deportados para que sus hijos ciudadanos estadounidenses tengan también su ciudadanía mexicana“, dijo Torres.

La muestra más tangible del terrror a ser deportados, se vio reflejado en la ausencia de inmigrantes en los albergues durante el huracán Harvey: prefirieron quedarse en la costa texana a pesar de los riesgos a acudir a un refugio coordinado por el gobierno a pesar de que el gobernador Greg Abbott dijo claramente que no indagarían sobre el estatus legal.

Desde la perspectiva legal, Susan Gzesh, directora ejecutiva del Centro Pozen para la familia  de la Universidad de  Chicago coincidió en que muchas leyes locales están a favor de los migrantes e incluso jueces federales. “Hay jueces federales, hasta republicanos, que trascienden al presidente y han votado  en contra de obligar a la policía de estados como Chicago a cooperar en contra de los indocumentados“, detalló.

“A lo mejor al llegar a la corte federal este caso se pierde pero da un espacio político para tomar acciones“.

?>