Se dispara la revisión de dispositivos electrónicos de viajeros que entran a EEUU

Tan sólo en el primer semestre de 2017, 15,000 viajeros han tenido sus dispositivos electrónicos revisados
Se dispara la revisión de dispositivos electrónicos de viajeros que entran a EEUU
La revisión digital no se ha dado solo para inmigrantes sino también para ciudadanos y residentes legales
Foto: Joe Raedle / Getty Images

Cada día aproximadamente 752 personas se les niega la entrada a los EEUU según cifras oficiales, y aunque los chequeos físicos con caninos y agentes oficiales juegan un papel importante, la revisión los dispositivos electrónicos de los viajeros se ha vuelto una herramienta clave para la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

Conocidos como “registros digitales”, ya que pueden revelar información privada accediendo a las búsquedas de los ordenadores portátiles y teléfonos inteligentes, se han duplicado desde 2015 pasando de 8,500 a 19,000 registros para el final del 2016, asegura un informe de la revista Forbes.

Sin embargo desde la llegada la poder de Donald Trump estos números se han disparado. Tan sólo en el primer semestre de 2017, 15,000 viajeros han tenido sus dispositivos electrónicos revisados por agentes migratorios de los aeropuertos. Lo que hace pronosticar que para fin de año estaríamos por el orden de los 30,000 registros. 

La diferencia radica, en que ahora tanto inmigrantes extranjeros, así como residentes legales y ciudadanos estadounidenses están sujetos a la revisión de sus dispositivos electrónicos.

Este es el caso de una mujer de 28 años de edad que fue devuelta en la frontera entre Estados Unidos y Canadá después del descubrimiento de un correo electrónico en su carpeta “enviado”. De acuerdo con VICE , en un mensaje a su médico, la mujer le había descrito una sobredosis accidental de Fentanilo a su médico.

Después de la búsqueda del teléfono por parte de la Patrulla Fronteriza la mujer fue interrogada llevándola a admitir que había experimentado con drogas ilegales en el pasado (aunque no en el último año), razón por la cual se le negó la entrada al país.

Por otra parte está el caso de Sidd Bikkannavar, un ingeniero óptico de la NASA nacido en EEUU que fue presionado por funcionarios migratorios a entregar y desbloquear su teléfono. Como un viajero frecuente, Bikkannavar era también miembro del programa del gobierno llamado Global Entry, que “permite la autorización expedita para viajeros pre-aprobados y viajeros de bajo riesgo a su llegada a los Estados Unidos”.

Bikkannavar es ahora uno de los 11 demandantes (10 ciudadanos norteamericanos y un residente legal permanente) que demandan el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) con el respaldo de la Electronic Frontier Foundation (EFF) y la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) por la revisión de sus aparatos electrónicos, sin una orden judicial, lo que estaría violando las protecciones de la cuarta enmienda en  contra registros y detenciones arbitrarias por parte del gobierno.

?>