Asistente de fiscal borracha amenaza a conductor de Uber, pero recibe una lección

AUDIO: La mujer pensó que el conductor sería amedrentado

Guía de Regalos

Asistente de fiscal borracha amenaza a conductor de Uber, pero recibe una lección
Foto: Spencer Platt/Getty Images

La asistente de la Fiscalía del condado de Dallas, Jody Warner, había bebido unas copas y decidió tomar un Uber, pero de buenas a primeras acusó al conductor de secuestrarla y comenzó a golpearlo repetidas veces en el hombro y a insultarlo, incluso a amenazarlo de su posición en el sistema judicial.

Shaun Platt, de 26 años, acusó a Warner de los hechos y aunque no se han presentado cargos penales, la fiscalía está investigando, informó el fiscal de Distrito, Faith Johnson, quien la semana pasada indicó que, después de una “investigación exhaustiva”, había despedido a Warner, de 32 años.

La servidora pública había trabajado en la oficina durante seis años y es fiscal en la Unidad de Crímenes contra Niños. “Aunque no se han presentado cargos penales, su comportamiento es contrario al principio básico de integridad de esta oficina, y no será tolerado”, dijo Johnson en una declaración escrita. “Como servidores públicos, representamos a la gente del condado de Dallas y somos ejemplos de justicia, profesionalismo y comportamiento ético dentro y fuera de la sala del tribunal”.

La empresa Uber se expresó sobre el asunto y dijo que estaba investigando el incidente, publicó el Dallas News.

Una exfiscal del condado de Dallas salió en defensa de Warner a través de redes sociales, instando al público a no apresurarse a un juicio.

“Hay dos lados en cada evento”, dijo el abogado de defensa criminal Pete Schulte en Twitter. “Jody es una fiscal honorable y la oficina de Dallas tiene suerte de tenerla”.

Hay una grabación sobre el incidente, que fue hecha por Platt, donde se puede escuchar a una mujer llamándolo por su nombre y refiriéndose a él como “un idiota”, “un retardado” y “estúpido”.

Platt dijo que recogió a Warner en el Capitol Pub en Old East Dallas y que parecía ebria, ya a bordo, ella gritó a sus amigos por la ventana cuando subió a su automóvil.

Platt dijo que trató de iniciar una pequeña charla con ella, preguntándole si estaba emocionada por las vacaciones, pero se dio cuenta, afirma, de que ella se estaba poniendo cada vez más molesta y pidió cambiar de ruta.

“Dije, ‘¿debería tomar a la izquierda aquí?’ Y ella se negó a responderme”, dijo Platt. “Ella dijo: ‘Puedes seguir el GPS’ y se enojó cada vez más, a pesar de que solo estaba tratando de llevarla a casa”.

Afirmó que ella se volvió más agresiva hasta que él decidió detenerse.

“Dije, ‘no, ya basta’, y me detuve al costado de la carretera. Quería que los policías aparecieran para que pudieran hacer algo al respecto”, dijo Platt. “Pero no llamé a la Policía”.

Ella insistió en que era fiscal y que él no querría “meterla en problemas”.

El diario compartió el audio del momento y las investigaciones siguen su curso.