¿Cómo fue que Antonio Villaraigosa se convirtió en multimillonario después de ser alcalde?

Las declaraciones de impuestos del candidato a la gubernatura fueron muy reveladoras

El ex alcalde de Los Ángeles, Antonio Villaraigosa, habla con la prensa frente al Ayuntamiento en 2011.
El ex alcalde de Los Ángeles, Antonio Villaraigosa, habla con la prensa frente al Ayuntamiento en 2011.
Foto: Michal Czerwonka / Getty Images

Cuando Antonio Villaraigosa completó su mandato, él reportó $155,775 en ingresos brutos. Tras dejar la alacaldía en 2013, el candidato a la gubernatura de California ha tenido ingresos superando los $4 millones.

Dicho aumento, de acuerdo con los seis años de declaraciones de impuestos que proporcionó a reporteros el martes, es producto de haber sido asesor de compañías como Banc of California, Herbalife y la empresa de recursos naturales Cádiz, la cual busca extraer agua subterránea del desierto Mojave para su uso en Los Ángeles. Villaraigosa también ha dado clases en la Universidad del Sur de California y ganado honorarios por participar en conferencias, a parte de recibir una pensión anual de casi $100,000 por haber sido alcalde de Los Ángeles.

Las declaraciones de impuestos no precisan cuánto le pagaron Banc of California y Herbalife, compañía que fue obligada a pagar $203 millones a sus vendedores y cambiar sus prácticas comerciales después de ser acusada de aprovecharse de los pobres y las minorías.

Asimismo, Banc of California está bajo investigación por parte de la Comisión de Bolsa y Valores.

De 2014 a 2016, el demócrata dio un total de casi $30,000 a organizaciones benéficas, incluyendo a las escuelas de Los Ángeles a las que asistió y Wounded Warrior Project, una organización sin fines de lucro para los veteranos heridos en guerra. Durante esa época, el candidato también pagó $35,000 de impuestos por trabajar de forma autónoma.

Villaraigosa, incluso, dedujo $57,432 en pagos de intereses hipotecarios después de comprar una casa de $2.5 millones en Hollywood Hills en 2015.

El actual gobernador demócrata, Jerry Brown, se rehusó a compartir sus declaraciones de impuestos en 2010 y 2014. Hasta el momento, ninguno de los candidatos republicanos que buscan reemplazarlo han compartido las suyas.


NOTAS RELACIONADAS