Crearán línea directa para que empleados de la Ciudad de Los Ángeles reporten acoso sexual

Concejales toman los primeros pasos para conocer la dimensión del problema y que no quede sin consecuencias

Guía de Regalos

Crearán línea directa para que empleados de la Ciudad de Los Ángeles reporten acoso sexual
Las demandas por acoso sexual en el lugar de trabajo se han multiplicado desde los noventa./Shutterstock
Foto: Shutterstock

Un día después de las audiencias celebradas en Sacramento sobre el tema del acoso sexual contra empleados del capitolio estatal, el concejal Paul Krekorian presentó una moción para establecer una línea directa telefónica gratuita que permita que los empleados de la ciudad de Los Ángeles puedan reportar libremente sus casos de asalto y acoso sexual.

“En los últimos meses, las mujeres en California y a lo largo del país, valientemente han dado un paso adelante para hacer público los problemas generalizados de acoso y asalto sexual en su lugar del trabajo”, dijo el concejal Krekorian.

“Necesitamos asegurarnos que la ciudad de Los Ángeles tome una postura proactiva e inequívoca en torno a las víctimas de asalto y acoso sexual y en la creación de una cultura donde la tolerancia cero sea nuestra política”, señaló.

El concejal Krejkorian reportó que en los últimos cinco años, se han resuelto legalmente diez quejas relacionados con acoso sexual en departamentos de la Ciudad de Los Ángeles, que les han costado tres millones de dólares.

El asalto y acoso sexual en el empleo es uno de los menos reportados. “Lo que hemos visto como ocurrió con la campaña #metoo es que cuando alguien reporta, otras víctimas se sienten empoderadas para hablar. En la actualidad no se sienten capaces de quejarse, y tenemos que hacer que sea muy fácil reportar el acoso y asalto sexual y prevenirlo”, dijo.

La propuesta de Krekorian fue apoyada por la concejal Nury Martínez quien dijo que este asunto ha estado presente por mucho tiempo en la política, los medios de comunicación y el entretenimiento.

“No debería ser difícil reportar e investigar estos casos. Es patético que no tengamos un proceso en la Ciudad de Los Ángeles para indagar y cerrar estos asuntos”, dijo.

Y señaló como vergonzoso que se hayan respondido a una joven empleada que no podía hacer nada por su caso de acoso y asalto sexual, porque no podían localiza al acosador.
“Tiene que venir algo bueno de estas cosas horribles y debemos mejorar el sistema defectuoso con el que que contamos en la Ciudad. Esta es una oportunidad para poner en vigor un método amigable de reportar estas quejas”, indicó.

La ciudad de Los Ángeles es el tercer más grande empleador en la región al contratar más de 45,000 personas. Sin embargo, en la actualidad no tiene un proceso centralizado para registrar y dar seguimiento a las quejas de asalto y acoso sexual.

Este miércoles, el Concejo de la Ciudad discutió y planteó una serie de preguntas al Departamento de Personal acerca de las políticas actuales sobre el acoso y asalto sexual sufrido por los trabajadores de la Ciudad. Después de aprobar la moción, estarán en camino de crear la línea telefónica de acceso directo para reportar las quejas de asalto y acoso sexual, la cual podría estar lista en los próximos meses.

Pero primero tendrán que recibir recomendaciones y un reporte del Departamento de Personal.

La moción propone además de establecer la línea directa de acoso y asalto sexual para los empleados de la Ciudad, la creación de un sitio web y una evaluación completa de las políticas de acoso sexual con el objetivo de hacer reformas positivas así como un reporte detallado del número de quejas reportadas en los pasados cinco años para determinar el alcance de este problema en cada departamento de la ciudad.

La concejal Martinez propuso agregar a la moción una enmienda para incluir una encuesta anónima que incluya a las mujeres que trabajan para la Ciudad, de manera que tengan oportunidad de opinar y aportar soluciones al problema.

De los 15 concejales que tiene el Cabildo, 13 votaron a favor de la moción.

Este lunes se llevó a cabo la primera audiencia pública en la Asamblea estatal en Sacramento, en la que los asambleístas escucharon a mujeres que en las últimas semanas han experimentado acoso y asalto sexual por parte de los legisladores en el Capitolio o eventos sociales relacionados con su empleo, y describieron que se sintieron impotentes en manos de hombres que abusan de su autoridad.