Cuatro nuevas leyes que afectan a dueños y empleados de pequeñas empresas

Se anuncian importantes cambios en torno al permiso de paternidad, preguntas sobre el sueldo anterior y protecciones para trabajadores inmigrantes

Guía de Regalos

Cuatro nuevas leyes que afectan a dueños y empleados de pequeñas empresas
Armando Puente, propietario de Farm Fresh Produce en Fairfax.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

La Cámara de Comercio de California emitió una lista de leyes que comenzarán a entrar en vigor a partir de 2018, las cuales afectarán a dueños de pequeñas empresas, así como a sus empleados.

Lo siguiente es un resumen de cuatro de las más destacadas:

Aplicación de la ley de Inmigración y Protecciones

La Ley de Protección al Trabajador Inmigrante AB 450 protege a los trabajadores contra la aplicación de leyes migratorias mientras están laborando. Quien viole sus derechos será sujeto a multas de $2,000 a $10,000.

Este proyecto de ley también prohíbe que los empleadores vuelvan a verificar la elegibilidad de empleo de sus empleados.

Antecedentes penales

Con la implementación del proyecto de ley AB 1008, será prohibido que el dueño de una empresa con cinco o más empleados pregunté sobre el expediente penal en solicitudes de empleo e indague sobre el tema antes de hacerle una oferta de trabajo a un solicitante.

Permiso de paternidad

La ley de permiso de paternidad SB 63 dicta que toda pequeña empresa con 20 o más empleados debe proporcionar 12 semanas a todo nuevo padre que solicité tiempo para formar lazos afectivos con su hijo.

Este tiempo se concederá sin paga. Sin embargo, el puesto del empleado se debe conservar.

El empleado, de acuerdo a la ley, debe utilizar este tiempo dentro de un año del nacimiento o adopción de su hijo, o de ser asignado un menor para cuidado tutelar (foster care).

Este cambio impactará a empresas con 20 a 49 empleados, las cuales actualmente no son obligadas a proporcionar este tiempo para formar lazos afectivos.

Sueldo anterior

De acuerdo con el proyecto de ley AB 168, los empleadores tendrán prohibido preguntar sobre el salario y los beneficios que un solicitante de empleo recibía anteriormente.

Incluso, se requiere que el empleador proporcione una escala salarial a los solicitantes de empleo.