Alega que agente del NYPD pidió que le mostrara los senos en medio de intervención

Demandante exige a la Ciudad y al agente Javier Muñoz $2 millones de dólares
Alega que agente del NYPD  pidió que le mostrara los senos en medio de intervención
Los cargos contra Jasmine Campbell fueron desestimados.
Foto: (http://koblist.com)

Una mujer que alega que un oficial de la Policía de Nueva York (NYPD) le pidió que le mostrara los senos a cambio de no presentar cargos en su contra, pidió a la ciudad llegar a un acuerdo en el caso.

El abogado de Jasmine Campbell, residente de Brooklyn, le envío una carta a las autoridades municipales este jueves, para zanjar la disputa legal relacionada con el hecho reportado en East New York el 26 de febrero de 2014.

Campbell, de 25 años, demandó a la Ciudad y al agente Javier Muñoz por $2 millones de dólares por el incidente en el que la mujer alega que el oficial le requirió que le mostrara su pecho en medio de un operativo por posesión de marihuana.

La afroamericana fue arrestada por posesión de la droga y resistirse a un arresto; aunque, posteriormente, los cargos fueron desestimados. Aparentemente, era su acompañante quien estaba en posesión de la droga y lo admitió.

Según indicó la demandante al New York Post, mientras le miraba el pecho, Muñoz, le preguntaba si tenía algo debajo de la blusa.

“Yo me sentí avergonzada. El se inclinó un poco más y me preguntó, ‘¿Me quieres enseñar algo?’. El lo dijo con una sonrisa de complicidad”, relató Campbell.

Al momento de presentar la demanda por falso arresto en la corte federal de Brooklyn, en 2016, la joven no incluyó las denuncias de conducta impropia contra el policía. Sin embargo, sí en la carta de acuerdo para la demanda ante el Departamento Legal de la ciudad, el jueves.

De acuerdo con la versión de la chica,  la fecha del hecho conducía el auto para comprar algo de comer con un amigo cuando Muñoz y otro oficial, cuya identidad se desconoce, los detuvieron.

En medio de la intervención, a la denunciante se le requirió que saliera del coche y levantara sus manos. La neoyorquina sostiene además que el otro agente le pidió un beso, a lo que se negó.

?>