El video que podría hundir a joven acusada de matar a exnovio en Argentina

Esto es lo que pasó minutos después del asesinato
El video que podría hundir a joven acusada de matar a exnovio en Argentina
Los amigos de Fernando afirmaron que Nahir era agresiva con él.
Foto: (Facebook)

Nahir Galarza, acusada por el asesinato de su exnovio en Argentina, fue captada por una cámara de seguridad cuando abandonaba la escena del crimen.

Un video que reseñan medios esta semana, muestra a la chica, de 19 años y originaria de Uruguay, caminando hacia su casa en Gualeguaychú ( a seis cuadras del lugar donde estaba), durante la madrugada del 29 de diciembre.

Presuntamente, Galarza abandonaba el luhar donde había baleado en dos ocasiones a Fernando Pastorizzo, de 20 años.

Un taxista halló al muchacho en una calle del municipio con heridas en la espalda y la cabeza.

Después del hecho, Galarza publicó una foto de ambos en redes con un mensaje en el que decía que lo amaría para siempre.

“Pensamos que la personalidad de ella no era buena, siempre la veíamos agresiva con él”, dijo uno de los amigos de Pastorizzo.

Dos de los amigos del círculo más íntimo de Fernando aseguraron que él y Nahir tenían una relación difícil. “Nunca pensamos que todo iba a terminar como terminó. Nosotros no hablábamos mucho de la relación de él porque él sabía ya lo que opinábamos nosotros de ella”.

“Sabíamos que ella era su pareja, no oficialmente, pero él se fue en 2016 con la familia a Brasil, no era algo pasajero. Pensamos que la personalidad de ella no era buena, siempre la veíamos agresiva con él”, expresaron en una entrevista con TN.
“Ella no quería que se junte con nosotros. Siempre se ponía a llamarlo cuando estaba con nosotros. No sé si era por celos u otra cosa. Ni a nosotros nos hacía bien eso, por eso le decíamos que era mejor cortar”, aseguró uno de los jóvenes.

Por otra parte, salieron al cruce del padre de Nahir quien dijo que el joven era muy reservado y no hablaba mucho con ellos, por lo que no sabían realmente cómo era: “Fer no era tímido ni reservado, era tranquilo. Lo que pasa es que la gente que no lo conocía no sabía cómo era él. Siempre hacía chistes, era el centro del grupo, siempre quería juntarse, jugar a la play, tomar mate, ir a la costanera con nosotros”.

El fiscal de la causa, Sergio Rondoni Caffa, adelantó ayer que se revisarán los teléfonos y otros dispositivos electrónicos secuestrados de ambos y se buscará información de mensajes por WhatsApp, Facebook e Instagram que permitan aportar datos al expediente judicial.

“Si él (por Pastorizzo) sufría alguna cuestión de violencia, se lo habrá dicho a los amigos”, estimó. Además, explicó que, según declaraciones de testigos, “ella le pegó a él, pero también él le había pegado en la cabeza a ella, había una situación de violencia de ambas partes”.

También señaló que “está en análisis una imputación por alevosía”, es decir, en caso de que que se compruebe que la víctima estaba en un estado de indefensión al momento del crimen, lo cual “no se acreditó” aunque “no significa que no haya existido”.