La Víbora: Alguien está aconsejando mal a Chiquis Rivera

A nuestra serpiente comentarista de entretenimiento no se le escapa nadie
La Víbora: Alguien está aconsejando mal a Chiquis Rivera
Chiquis Rivera quiere ser mamá.
Foto: Getty Images

Miren, los Rivera no son santo de devoción para nada, aunque debo aceptar que, con todo y lo venenosa que soy, sentía afecto por Jenni. Y no lo digo porque ya está muerta, sino porque había varias cosas que me gustaban de ella, por ejemplo, lo feroz que era a la hora de defender a sus hijos.

No le importó hacer el  escándalo que hizo cuando se enteró de que su ex, Trino Marín, abusó sexualmente a Rosie Rivera y a Chiquis, la propia hija biológica de ese hombre. No descansó hasta meterlo a la cárcel.

Después de Jenni, podría decir que otra de ese clan que tolero es precisamente a Chiquis. No me gusta como berrea, ¡perdón!, como canta, pero digamos que es una muchacha simpática que está haciendo lo que puede para salir adelante.

Sin embargo, no es una lumbrera como artista y tampoco es Jenni, así que no entiendo por qué se le ocurrió eso de borrar todas las fotos de su cuenta de Instagram y poner toda su vida y milagros en una aplicación que está a la venta. ¿En verdad habrá gente que pague por estar al tanto de la vida de Chiquis? ¿Qué hay de extraordinario en esta intérprete que me haga a mí como fan sacar dinero de mi bolsillo para pagar por una app?

Tampoco es una fortuna lo que tienes que desembolsar; son como 3 dólares al mes por tener acceso a fotos, música y seguramente noticias sobre ella. Pero si quieres saber todavía más, tienes que pagar como 100 dólares por la membresía anual. Por eso me pregunto, ¿quién la estará asesorando? ¿De dónde surgió esa idea? ¿Tanta es su necesidad que tiene que vender su vida privada de esa manera?

Es que ni el más famoso de los artistas de Hollywood ha hecho algo así. Miren a las Kardashian, que ganan cientos de millones de dólares precisamente por usar sus redes sociales como escaparate de su vida fatua y de cartón. Pero allá ella. Solo espero que si regresa, todavía estén ahí los millones de seguidores que tenía.

En otras cosas, ahora entiendo por qué Kate del Castillo está como está. Fíjense que en una entrevista que ella y su hermana dieron para una cadena hispana de televisión, dijo que no le gustaba la escuela, que cualquier pretexto era bueno para evitar ir a estudiar. Entonces comprendí el por qué tiene esas orejas de burro, y también por qué se comporta como burro.

Kate confesó muy orgullosa que no le gustaba estudiar. /Archivo

Podemos debatir eso de que la escuela no es para todos y que no siempre te lleva al éxito. Puede que sea verdad. Pero también es verdad que pisar las aulas te quita un poquito lo bruto; y cuando la veo a ella, con todo y los millones que tiene, lo compruebo.