Senado alcanza acuerdo presupuestario sin DACA

¿Traicionaron los senadores demócratas a los soñadores?
Senado alcanza acuerdo presupuestario sin DACA
McConnel dijo que presentarán un proyecto exclusivo en el Senado para lidiar con DACA
Foto: Chip Somodevilla / Getty Images

Tensión total para los cerca de 700,000 soñadores de todo el país luego que el Senado desistiera, con la venia de los demócratas, de incluir las discusiones de DACA en el acuerdo del presupuesto.

Fue así como el Senado alcanzó hoy “un gran acuerdo presupuestario”, según anunció el líder de la mayoría republicana, Mitch McConnell, que dotará de fondos al Gobierno federal durante lo dos próximos años fiscales y el cual cuenta a priori con el visto bueno de la Casa Blanca.

“Por primera vez en años, nuestro ejército tendrá los recursos necesarios para mantenernos a salvo. Esta financiación ayudará a servir a los veteranos que han servido valientemente, y garantizará esfuerzos tales como el alivio de desastres, la infraestructura y la construcción de nuestra lucha contra el abuso de opiáceos y la drogadicción”, aseveró McConnell en el pleno del Senado.

Los fondos federales actuales expiran en la medianoche de este jueves, por lo que se espera que el acuerdo sea aprobado antes de que estos venzan y evitar así un nuevo cierre parcial administrativo.

Sin embargo el acuerdo no incluye ninguna disposición sobre los jóvenes indocumentados conocidos como “soñadores”, una de las principales peticiones de la oposición, aunque McConnell reiteró que el debate al respecto comenzará en el Senado en los próximos días.

McConnell indicó que el pleno considerará todas las propuestas que sean necesarias en materia migratoria y se procederá a la elaboración de una ley con aquellas que superen los sesenta votos necesarios para avanzar en el proceso legislativo.

En este sentido, el acuerdo todavía enfrenta obstáculos en la Cámara Baja, donde la líder demócrata Nancy Pelosi amenaza con oponerse porque el proyecto no contiene ninguna ayuda para proteger a los inmigrantes indocumentados que llegaron al país siendo niños.

Pelosi exige que el presidente de la Cámara Baja, Paul Ryan, se comprometa a debatir una medida de reforma migratoria como lo ha hecho McConnell, por lo que ha emprendido hoy una maratón en el pleno de la cámara para evidencia el problema de estos jóvenes y presionar al líder republicano.

Así, la líder demócrata quiere evitar que se repita lo ocurrido con la reforma migratoria de 2013, que llegó a ser aprobada por el Senado pero la Cámara de Representantes, de mayoría republicana, nunca la sometió a votación.

Por su parte el acuerdo alcanzado suspendería el techo de la deuda federal, cuyo límite se esperaba que fuera alcanzado a principios del mes próximo, y proporcionaría ayuda para los desastres por huracanes e incendios forestales.

Asimismo, aumentaría el gasto de defensa en 80,000 millones de dólares sobre la ley actual en este año fiscal y en 85,000 millones en el año fiscal 2019.

El gasto no relacionado con la defensa aumentaría en 63,000 millones este año y en 68,000 el próximo.

Los legisladores pretenden combinar el acuerdo de gasto de dos años con una medida a corto plazo para mantener el funcionamiento del gobierno cuando se agoten los fondos actuales este jueves.

De esta forma, se aprobará una extensión de los fondos hasta el 23 de marzo, como ya aprobó este martes la Cámara de Representantes, mientras los legisladores ultiman los detalles del acuerdo a largo plazo.

Así, la Cámara Alta votará el paquete completo tan pronto como hoy, y luego pasará a manos de la Cámara Baja para su aprobación final.

Según indicó en el pleno del Senado el líder de la minoría demócrata, Chuck Schumer, el acuerdo extenderá en otros cuatro años -que se suman a los seis ya firmados en el presupuesto temporal de hace dos semanas- el Programa de Asistencia Médica Infantil (CHIP, por sus inglés).

“Mientras el presidente (Donald) Trump amenaza con cierres y estancamientos, los líderes del Congreso han hecho el trabajo duro de encontrar un compromiso y un consenso”, apuntilló Schumer, no dejando escapar la oportunidad de subrayar las continuos objeciones que ha puesto la Casa Blanca sobre las negociaciones en las últimas semanas.

Asimismo, los demócratas también han logrado fondos por 6,000 millones de dólares para atajar la crisis de opioides y drogadicción, una de sus principales demandas, y el paquete incluye también 20,000 millones para la inversión en infraestructura.

“Aplaudimos los pasos que han dado”, dijo al respecto la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, quien no obstante no quiso confirmar si Trump respaldaría el texto hasta no ver su contenido final.

No obstante, la portavoz dijo que la Casa Blanca está “ciertamente feliz con la dirección en la que se está avanzando, particularmente al alejarse de la crisis presupuestaria” en la que el Gobierno ha estado inmerso tras un cierre parcial administrativo a finales del mes pasado por falta de consenso.

El acuerdo no incluye, no obstante, ninguna disposición sobre los jóvenes indocumentados conocidos como “soñadores”, una de las principales peticiones de la oposición, aunque McConnell reiteró que el debate al respecto comenzará en el Senado en los próximos días.

McConnell indicó que el pleno considerará todas las propuestas que sean necesarias en materia migratoria y se procederá a la elaboración de una ley con aquellas que superen los sesenta votos necesarios para avanzar en el proceso legislativo.