El ‘Gallo’ Estrada fue bravo, pero el mexicano cantó un poco tarde en gran pelea

Cayó por decisión mayoritaria ante el campeón supermosca, el tailandés Sor Rungvisai en el Forum
El ‘Gallo’ Estrada fue bravo, pero el mexicano cantó un poco tarde en gran pelea
El júbilo del campeón Srisaket Sor Rungvisai contrasta con la decepción del mexicano Juan Francisco Estrada al escucharse el fallo favorable al peleador tailandés en Inglewood, California.
Foto: Hoganphotos

Juan Francisco Estrada dio un round 12 de verdadero campeonato contra un tremendo golpeador; una valiente ofrenda para casi 8,000 aficionados enloquecidos en el Forum de Inglewood y especialmente para su madre, fallecida exactamente 20 años atrás y a cuya memoria dedica sus peleas.

Pero tal vez “El Gallo” pudo haberse lanzado con todo un poco antes, porque no obstante su tremendo cierre, no le alcanzó para ganar el título mundial de peso supermosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) la noche del sábado.

El tailandés Srisaket Sor Rungvisai obtuvo una decisión mayoritaria (115-113, 114-114, 117-111) de parte de los jueces para defender exitosamente el campeonato en una excelente pelea entre dos guerreros de primera línea en los pesos chicos del boxeo mundial.

En términos generales, Estrada (36-3) logró eludir la temible zurda del campeón. Su plan de combate se basó en boxearlo y conectarlo utilizando distintos ángulos, siempre moviendo la cabeza y agachándose para evitar ser víctima de un peleador más fuerte en su pegada (de las anteriores 42 victorias de Sor Rungvisai, 39 fueron por nocaut).

Las estadísticas indicaron que el tailandés, que siempre fue para adelante, lanzó más golpes (879-671) y conectó más (194-189), aunque el promedio de efectividad fue favorable para Estrada (28% contra 22%).

No hubo caídas oficiales, aunque Estrada visitó la lona en el octavo round cuando hubo un tropezón y un golpe simultáneo. El réferi se inclinó por considerar lo primero, lo cual fue justo tomando en cuenta que Sor Rungvisai (44-4-1) cayó sobre una rodilla en el round 2, cuando tampoco se consideró caída oficial, y luego en el quinto asalto puso una mano sobre la lona dos veces, una por resbalón y la otra por un jalón de Estrada.

Sor Rungvisai (izq.) y Estrada (der.) lanzaron en conjunto arriba de 1,500 golpes en la excelente pelea de campeonato, tal vez la mejor en lo que va del año.
Sor Rungvisai (izq.) y Estrada (der.) lanzaron en conjunto arriba de 1,500 golpes en la excelente pelea de campeonato, tal vez la mejor en lo que va del año.

Un poco rezagado en las anotaciones, Estrada se animó en el round 8, cuando incluso el legendario Julio César Chávez, desde su posición de comentarista para TV Azteca, le gritaba a su compatriota felicitándolo mientras éste tomaba su asiento en la esquina.

Hubo amplia mayoría mexicana de aficionados en el Forum, aunque también hubo tailandeses en las gradas apoyando a un hombre que vino desde muy abajo: de pepenador en su país natal hasta rey de boxeo y estrella luego de vencer dos veces a Román “Chocolatito” González en 2017.

Estrada, definitivamente, fue más efectivo que “Chocolatito” para neutralizar los golpes de poder de Sor Rungvisai, dominador en la primera mitad del combate. Para tener una oportunidad de al menos empatar, Estrada necesitaba cerrar muy bien, y lo intentó, especialmente en los rounds 8, 9, 11 y sobre todo ese formidable round 12 de alarido en el que continuamente sacudió la cabeza de su rival, recibiendo también sus dosis de cuero. Pero el campeón no cayó.

La pelea de revancha está en el horizonte. La batalla del Forum así lo amerita.