ICE “construyó caso” contra activista indocumentada que habló con la prensa

La activista planea llevar a ICE a los tribunales
ICE “construyó caso” contra activista indocumentada que habló con la prensa
El curioso caso sucedió en el condado de Hays, Texas
Foto: ICE

Un nuevo escándalo enloda las labores de la Oficina de Control de Inmigración y Aduanas luego de que saliera a la luz pública una prueba que confirma acciones premeditadas de esta agencia para amedrentar a aquellos que defienden a los inmigrantes.

Un documento de (ICE) hecho público este lunes le ha servido de prueba a la activista pro inmigrantes Maru Mora-Villalpando, de Seattle, en el estado de Washington, para demostrar que las autoridades federales construyeron un “caso” contra ella.

El pasado mes, la inmigrante, de origen mexicano y con más de 25 años viviendo en Estados Unidos, recibió una notificación de la Oficina de Control de Inmigración y Adunas (ICE) en la que se le exige que se presente frente a un juez de Inmigración para que aclare su estatus en el país.

Desde ese momento, Mora-Villalpando denunció que la agencia quería deportarla por su fuerte activismo en defensa de los indocumentados.

“Estábamos seguros de cuál era su motivación, pero estoy sorprendida del cinismo con el que ICE presentó mi caso, y de las razones por las que me volví su objetivo”, dijo a Efe Mora-Villalpando, fundadora de las organizaciones Latino Advocacy y Northwest Detention Center Resistance.

Las razones de cómo ICE puso a la activista en su “radar” están detalladas en el Formulario I-213, un requisito que deben llenar las autoridades federales para poner en proceso de deportación a indocumentados que no son arrestados en operativos.

El documento explica que los agentes conocieron el estatus de Mora-Villalpando, después de que ella declarara en una entrevista que no tenía estatus legal.

Además, señalan que la inmigrante se ha convertido en una “figura pública” que “tiene una amplia participación en las protestas contra el ICE y los programas de defensa de los derechos de los latinos”.

“Me están haciendo una persecución política y además están violando el derecho constitucional que tengo a protestar y hablar con la prensa. La prueba está escrita por ellos mismos”, explicó la mujer.

Mora-Villalpando logró obtener el documento público a través de una petición de la oficina de la senadora demócrata Maria Elaine Cantwell.

La activista aseguró que las autoridades federales no quisieron facilitarle el documento directamente, a pesar de que era información sobre su propio caso.

Con esta prueba, la activista planea enfrentar a las autoridades en los tribunales y además indagar si la práctica se está extendiendo a otros activistas.

“Esta administración está abusando de su poder, pero tenemos que aprender que existen recursos legales para defendernos y que hay que usarlos. No podemos quedarnos callados” aseguró Mora-Villalpando