Proponen ofrecer exámenes de ingreso a la universidad de manera gratuita en California

Partidarios de la medida afirman que esto ayudaría a más alumnos de bajos recursos a seguir estudiando
Proponen ofrecer exámenes de ingreso a la universidad de manera gratuita en California
Dos hermanos indocumentados se preparan para recibir sus títulos universitarios de Cal State LA y UC Irvine.
Foto: Aurelia Ventura / La Opini:ón

Un legislador de la ciudad de Long Beach ha presentado un proyecto de ley que busca hacer que las escuelas públicas de California ofrezcan el examen de ingreso a la universidad de forma gratuita a todo estudiante.

La propuesta AB 1951, del asambleísta Patrick O’Donnell, fue inspirada en cambios que se dieron en el Distrito Escolar Unificado de Long Beach (LBUSD) después de que se comenzó a ofrecer el examen sin cobro y durante el día escolar.

De acuerdo con la radioemisora KQED, hace tres años menos de la mitad de los estudiantes en el undécimo grado del LBUSD presentaban el SAT, el cual se requiere para ingresar a la mayoría de universidades en Estados Unidos. Esto, según los funcionarios, era en gran parte debido a que el examen cuesta $60, lo cual representa un obstáculo para sus alumnos, quienes en su mayoría son miembros de familias que cuentan con pocos recursos— sobre todo porque se recomienda presentar el examen más de una vez.

Pero después de que el LBUSD comenzó a ofrecer los exámenes de forma gratuita, el número de estudiantes presentándolo aumentó por casi 100%. Según los funcionarios del distrito, también se fomentó una cultura orientada a los estudios universitarios.

Por ello, el legislador O’Donnell propuso que se reemplacen los exámenes estatales que los alumnos del undécimo grado típicamente presentan con exámenes acreditados a nivel nacional, como el SAT y el ACT.

Actualmente, los estudiantes de bajos ingresos tienen la opción de presentar dichos exámenes de forma gratuita, pero primero deben obtener una exención de tarifas por parte de la escuela. Además, si asisten a una escuela que no ofrece los exámenes en sus instalaciones, los alumnos deben viajar a un vecindario desconocido para presentarlos.

El AB 1951 permitiría que los distritos escolares utilicen los fondos que ya gastan en exámenes estandarizados estatales para subsidiar exámenes de ingreso a la universidad, siempre y cuando se ofrezcan gratuitamente a todos los estudiantes y se proporcionen servicios especiales para los alumnos que no han dominado el inglés o que tengan discapacidades. Bajo la propuesta de O’Donnell, el superintendente estatal podría aprobar el SAT, el ACT o ambos como una alternativa en los distritos que desean hacer el cambio.

Los contrincantes del proyecto de ley, entre ellos el superintendente de instrucción pública de California, Tom Torlakson, alegan que el SAT no se ha revisado para asegurar que abarca los estándares de aprendizaje de California.

Otros señalan que el College Board, la poderosa organización que administra el SAT,  ganó $916 millones en ingresos en 2015 y gastó casi $130,000 en cabildear a los legisladores de California el año pasado. Esta compañía ha sido criticado por tomar ventaja de su posición en el mercado para cobrar tarifas a los estudiantes por el envío de informes de puntaje a las universidades. Sin embargo, como señala KQED, también ha tomado algunos pasos para que las pruebas sean más asequibles y para que los estudiantes de bajos ingresos envíen informes de su puntaje a las escuelas de forma gratuita a partir de este año.

A lo largo del país, los estados de Colorado, Illinois, Maine y Michigan requieren que sus alumnos presenten el SAT o el ACT para graduarse de la preparatoria. En California, más de 30 distritos otorgarán el SAT de forma gratuita durante el día escolar este año. Si la propuesta AB 1951 se aprueba, podrían optar por no participar en las pruebas estatales Smarter Balanced.