Se demostró quien manda: rechazan proyecto que prohibe armas semiautomáticas en Florida

No hay dolor ni perdidas humanas que pueden minar el poder del NRA
Se demostró quien manda: rechazan proyecto que prohibe armas semiautomáticas en Florida
Dolientes reunidos en el servicio conmemorativo para las víctimas del tiroteo en Parkland
Foto: Joe Raedle / Getty Images

Una vez más la historia se repite. Una masacre escolar, el luto nacional, los llamados a regular la venta de armas y finalmente no pasa nada.

Una enmienda a la ley de seguridad en las escuelas de Florida para prohibir armas de asalto como la usada en la matanza de Parkland, fue rechazada hoy en un comité del Senado de Florida en medio de protestas de los partidarios de un control de la venta de armas.

El senador estatal demócrata José Javier Rodríguez, que fue el introductor de la enmienda, agradeció en su cuenta de Twitter a los que acudieron a la sesión del Comité de Reglas para “disipar el engaño de la Asociación Nacional del Rifle (NRA en inglés)”.

La escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas, donde el 14 de febrero 17 personas murieron por disparos hechos por un exalumno armado con un rifle semiautomático, nos dijo que “demos la lata” y “no nos demos nunca por vencidos” y “no lo haremos”, señaló Rodríguez tras el revés parlamentario.

Después de que la mayoría republicana de la cámara y del comité rechazara esta enmienda, un grupo de manifestantes, entre los que había sobrevivientes de la matanza de Parkland y más de 50 padres de estudiantes, gritaron consignas como “vergüenza” y agitaron carteles con la palabra “resiste”.

La matanza ha generado espontáneamente un movimiento mayoritariamente juvenil en favor de mayores controles para acceder a las armas de fuego en EEUU, una plataforma que ha tomado el nombre de “Nunca más”.

Marion Hammer, que hace “lobby” para la poderosa Asociación Nacional del Rifle en el Congreso de Florida y habló en el comité en contra de la enmienda presentada por Rodríguez, fue abucheada desde las gradas del público.

Esta enmienda “es una suerte de prohibición de prácticamente cada arma conocida por el hombre”, dijo.