Larry Kudlow, el nuevo asesor económico de Trump y su oscuro pasado con la cocaína

Tenía el hábito de gastar hasta $100,000 dólares en cocaína al mes
Larry Kudlow, el nuevo asesor económico de Trump y su oscuro pasado con la cocaína
"He luchado con la adicción a las drogas y al alcohol durante muchos años, y no creo haberlo vencido" dijo en 2013
Foto: Getty Images

No ha pasado un día desde que Larry Kudlow fuera nombrado como el nuevo asesor económico de Donald Trump para que su nombre ya levantara polémica.

La agitación se debe al oscuro pasado de Kudlow ya que es un alcohólico en recuperación que una vez tuvo un hábito de gastar cerca de $100,000 dólares al mes en cocaína, según reportó una investigación de Newsweek.

Kudlow que no es economista pero que hizo se carrera en Wall Street se vio obligado a renunciar al banco de inversión Bear Stearns en 1994 como resultado de sus problemas de adicción a la cocaína y el alcohol.

Según informó el New York Times después de la renuncia de Kudlow a Bear Stearns, Kudlow admitió sus problemas de cocaína y alcohol y fue a rehabilitación.

En 1995, el nuevo asesor económico de Trump, pasó cinco meses en rehabilitación y hoy 18 años después todavía asiste a las reuniones de Alcoholicos Anónimos, reportó el Daily Mail.

Kudlow dijo en 2013 a la audiencia en una gala de recaudación de fondos para el Hospital Silver Hill que todavía tiene problemas con su adicción al alcohol y a la cocaína, a pesar de que había estado limpio durante 18 años.

“He luchado con la adicción a las drogas y al alcohol durante muchos años, y no creo haberlo vencido. Lo tomo un día a la vez. Llevó 18 años sobrio.

Kudlow fue un feroz opositor de la Guerra de Vietnam y trabajó en campañas políticas demócratas junto a Bill Clinton y Hillary Clinton antes de dar un bandazo a la derecha y trabajar para el presidente Ronald Reagan en la Oficina de Administración y Presupuesto.

Kudlow también tiene una exitosa carrera como periodista, como editor de economía en National Review Online. También es colaborador principal en CNBC , un medio de comunicación criticado frecuentemente  por el presidente Trump.

Sin embargo el comentarista de 70 años, ha alabado de manera incansable en los últimos meses la reforma fiscal impulsada por Trump, compuesta de notables recortes de impuestos para las empresas, y en menor medida, para los trabajadores.