Miles de estudiantes dejan las aulas para exigir un control de armas que frene la violencia en EE UU

Quieren que sus escuelas y comunidades sean más seguras, y no más tiroteos masivos
Miles de estudiantes dejan las aulas para exigir un control de armas que frene la violencia en EE UU
03/14/18 / LOS ANGELES /Students from the Miguel Contreras Learning Complex participate in rally walkout to advocate for gun control-related policy action. The event is one of many planned in response to the Parkland High School shooting and the Sal Castro Middle School shooting and will call for national universal background checks and an assault weapons ban, a repeal of the Dickey Amendment, an end to random searches at LAUSD schools and increased LAUSD funding for advisory programs and counseling. (Photo Aurelia Ventura/La Opinion)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Al grito de ¡no más armas!, los estudiantes de la secundaria Miguel Contreras Learning Complex abandonaron las aulas para protestar dentro y fuera del plantel educativo y exigir un control de armas y seguridad en sus escuelas.

“Yo decidí faltar a clases para venir más tarde a protestar contra las armas”, dijo Gabriela Montejo, estudiante de décimo grado de la escuela ubicada cerca del centro de Los Ángeles

Honestamente me da miedo tanta masacre. No me siento segura en la escuela. Pienso que puede pasar una tragedia en cualquier momento. La violencia debe terminar. ¿Por qué tienen que matar? ¿Para qué tener una pistola?”, dice la estudiante. “Nos salimos de la escuela como 900 (alumnos)“, asegura Montejo.

Los estudiantes están cansados y atemorizados de los tiroteos ocurridos en la escuelas de los Estados Unidos que han cobrado la vida de muchos inocentes. (Photo Aurelia Ventura/La Opinion)

En los patios de la escuela, durante 17 segundos, los alumnos que decidieron no dejar el edificio, guardaron silencio en honor a las víctimas de la más reciente masacre ocurrida en febrero en la secundaria Marjory Stoneman en Florida.

Apenas habían acabado, cuando el numeroso grupo de estudiantes que sí decidió salirse del campus, entre los que iba Montejo, apareció en la explanada por fuera de la escuela protestando ruidosamente contra el incremento de la violencia por las armas. Incitaron a los que estaban adentro a unírseles, pero los guardias de seguridad de la escuela impidieron que algunos estudiantes dejaran el campus, por lo que siguieron protestando en el interior.

Las demostraciones fueron parte de una protesta nacional encabezada por los estudiantes que decidieron dejar sus salones de clases y formar la coalición “Pelea por Nuestras Vidas”.

René Portillo, un estudiante senior, explicó las tres razones para esta acción.

“Decidimos salirnos de las aulas porque queremos un control de las armas. Pero tenemos otras razones: Estamos pidiendo una prohibición nacional de las armas de asalto para que no sean usadas en nuestra contra; queremos una revisión de los antecedentes penales a nivel federal,  y fin a las revisiones al azar de los estudiantes en las escuelas del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) porque interfiere en la confianza con el personal. Se gasta mucho dinero en esas búsquedas y no han encontrado nada”, señaló Portillo.

Los estudiantes abandonaron las aulas con pancartas en mano y a gritos, nerviosos y agitados pedían el cese a la violencia. Algunos de los mensajes decían: “Valemos más que las armas!; Suficiente es suficiente; ¿Quién paga por las armas? ; Nuestra demanda: Revisión de Antecedentes penales para todos los compradores de armas; ¿Sigue nuestra escuela?; Congresistas regresen su dinero a la NRA (Asociación Nacional del Rifle)“.

Los estudiantes que permanecieron dentro de la escuela Miguel Contreras llevaron a cabo un mitin para expresar sus sentimientos ante el incremento de la violencia por las armas de fuego.

Alumnos de la escuela Miguel Contreras se sumaron a las acciones contra la violencia por las armas y decidieron dejar sus aulas por algunos minutos. (Photo Aurelia Ventura/La Opinion)

Marvin Barahona dijo que en Los Ángeles, la violencia les ha afectado por muchos años. “Nuestras comunidades han sufrido las consecuencias de las armas por generaciones. Muchos escuchamos los tiroteos por las noches. Muchos sufrimos la violencia en las calles. Pero ésta ha evolucionado en un problema fatal en el país. Y parece ser que no hay posibilidad de que las cosas cambien”, consideró.

El estudiante citó que, de acuerdo a algunas fuentes informativas, han ocurrido 21 tiroteos las escuelas en los pasados dos meses y medio sin importar la geografía y el estatus económico social. “Juntos podemos hacer que las cosas cambien”, exclamó.

Elesius Chávez, otro alumno, dijo que estadísticamente quienes viven en Pico Union, Westlake y el sur de Los Ángeles están más expuestos a ser víctimas de una masacre; y basados en un reporte del Centro de Control de Enfermedades, a varios desafíos emocionales y mentales. “Queremos prevenir los tiroteos en nuestras escuelas y le decimos a nuestros legisladores que los estudiantes pobres somos más vulnerables a la violencia por las armas al salir de clases”, remarcó Chávez.

Un numeroso grupo de estudiantes de la secundaria Miguel Contreras decidieron no solo dejar las aulas sino el edificio para protestar contra la violencia por las armas. (Photo Aurelia Ventura/La Opinion)

Agregó que en California, el  75%  de los homicidios y 42% de los suicidios son cometidos con armas. “El sentido común indica que necesitamos un control de las armas y atender el problema de los suicidios”, señaló.

El secretario de estado en California, Alex Padilla dijo que luego del tiroteo en Parkland, no le sorprendía que miles de estudiantes en el país hubieran decidido dejar las clases para apoyar leyes con sentido común relacionadas con la seguridad en las armas,

“Los estudiantes no solo han dejado las aulas y marchado. Los estudiantes están tomando acción. Se han puesto de pie por lo que es correcto. Y se están preregistrando y registrado a sus familias, compañeros y amigos para votar”, enfatizó en un comunicado.