Anuncios anti-inmigrantes contra trabajadores extranjeros se toman trenes en San Francisco

La campaña presiona al Congreso para restringir al máximo las visas de trabajo para extranjeros calificados H-1B
Anuncios anti-inmigrantes contra trabajadores extranjeros se toman trenes en San Francisco
Los anuncios permanecerán en el sistema de transporte BART de San Francisco por un mes
Foto: Captura Twitter

Fuertes anuncios anti inmigrantes empapelaron el sistema de transporte en San Francisco desde el fin de semana.

Los anuncios dicen que la mano de obra extranjera barata ha hecho que los trabajadores tecnológicos de los EEUU parezca “caros, indignos y prescindibles”.

La extensa y costosa campaña publicitaria abogan por leyes que obliguen a las empresas tecnológicas a contratar trabajadores estadounidenses en su lugar.

En el centro del debate está retórica del presidente Donald Trump de disminuir fuertemente las visas H-1B, la cual permite a inmigrantes calificados de otros países venir a los EEUU para trabajar en empresas de tecnología principalmente en Silicon Valley.

Empresas como Facebook, Google, Apple, Uber, entre otras grandes compañías de tecnología requieren un flujo constante de codificadores y programadores para seguir impulsando más innovación. Sin embargo la administración actual bajo su programa “Compra Americano, Contrata Americano” ha declarado un batalla contra estos inmigrantes calificados.

Advertisements in subway, with labels: “U.S. Tech Workers! Your companies think you are expensive, undeserving, and expendable, Congress, fix H-1B law so companies must seek and hire U.S. Workers!”View image on TwitterView image on Twitter

Kevin Lynn, director ejecutivo de Progressives for Immigration Reform, dijo a BuzzFeed que la campaña trata de proteger los empleos en Estados Unidos. “La idea es hacer que la inmigración funcione para los ciudadanos en general”, dijo Lynn, cuya madre emigró a Estados Unidos desde Irlanda en 1952.

La campaña costó $80,000 dólares, según un portavoz del sistema de tránsito rápido Bay Area (BART) donde se publicaron los anuncios los cuales de inmediato levantaron ampolla en la gigantesca comunidad inmigrante en San Francisco y Silicon Valley que usa a diario este sistema de transporte público.

La campaña se extenderá a estaciones y trenes durante aproximadamente un mes, de marzo a abril.

La campaña forma parte de una estrategia más grande de US Tech Workers, que según su sitio web intenta unir a los trabajadores tecnológicos nacidos en Estados Unidos contra las tres cuartas partes de los trabajadores tecnológicos en Silicon Valley que nacieron fuera del país.

Por su parte el sistema de transporte BART en San Francisco no puede eliminar los anuncios debido a la primera enmienda de la constitución que permite este tipo de campañas.

“Es importante que nuestros pasajeros sepan que los anuncios contradicen nuestros valores”, dijo un trabajador de BART, San Francisco a Buzz Feed,

“Como sistema de tránsito no podemos negar los anuncios. Cumplen con las directrices que permiten a los anunciantes expresar un punto de vista sin tener en cuenta al punto de vista expresado, consistente con los fallos de la Corte Suprema sobre la Libertad de expresión de la Primera Enmienda “.