El pasado problemático de Justin Bieber aún le persigue

Dicen que el ex novio de Selena Gomez ha sido el peor invitado que ha tenido el programa "Saturday Night Live"
El pasado problemático de Justin Bieber aún le persigue
Justin Bieber.
Foto: Getty Images
Aunque hace ya un par de años que Justin Bieber se propuso dar un giro a su vida, dejando a un lado las malas compañías y abrazando de nuevo la religión, al mismo tiempo que reconquistaba a su novia de la adolescencia Selena Gomez -con quien ahora se habría dado un descanso-, el pasado problemático del joven sigue persiguiéndole.
Sin ir más lejos, el cantante acaba de ser elegido como el peor invitado que ha pasado jamás por el plató del legendario programa ‘Saturday Night Live‘ por dos de sus antiguas estrellas, los humoristas Bill Hader y Jay Pharoah.
Fue Bieber, sin duda“, aseguró Hader a su paso por el talk-show ‘Watch What Happens Live with Andy Cohen‘ mientras su compañero asentía para darle la razón. “Creo que solo estaba pasando por una mala temporada, puede que ahora haya cambiado, pero en aquel momento estaba… (su situación) parecía difícil“.
Pese a sus palabras, el cómico quiso dejar claro que no guardaba ningún rencor a la estrella musical, que ejerció de presentador e invitado musical del espacio televisivo allá por 2013, ya que su breve encuentro fue más que suficiente para que él se diera cuenta de que estaba frente a un joven completamente desbordado.
“Generalmente todo el mundo hace gala de su mejor comportamiento. La de Bieber ha sido la única experiencia de ese tipo que yo he tenido… es que parecía estar exhausto y a punto de explotar“.
Esta no es la primera vez que Justin Bieber es criticado públicamente por alguno de los presentadores que ha tenido la oportunidad de entrevistar. La siempre irreverente Chelsea Handler ha repetido en varias ocasiones que el canadiense ha sido de lejos la peor persona a la que ha entrevista nunca, en su caso porque él no paró de intentar seducirla cuando se conocieron en 2011, algo que la hizo sentir extremadamente incómoda debido a la diferencia de edad que existe entre ellos.