Hombre acusa al director del colegio de sus hijos: usted abusó de mí de pequeño

La escuela debería ser siempre un espacio en el que sentirse seguro
Hombre acusa al director del colegio de sus hijos: usted abusó de mí de pequeño
Este hombre acusó a quien le maltrató de pequeño para dejar claro que el abuso escolar es intolerable.
Foto: Inisde Editon/Screenshot

Un hombre de Texas habló durante una reunión de la junta escolar esta semana para confrontar a su presunto matón infantil, que ahora es el superintendente del distrito escolar de sus hijos.

Greg Barrett, padre de tres hijos, asistió el lunes a una reunión de la junta directiva del Distrito Escolar Independiente de Katy. Allí, relató todo el tormento que sufrió cuando tenía 13 años.

“Me metieron la cabeza en un urinario donde se me rompió el labio”, dijo. “Me caí al piso en posición fetal mientras los niños me pateaban”.

Luego reveló sus acusaciones de que el superintendente Lance Hindt fue el que le hizo todo eso.

Barrett afirma que le maltrataron porque en ese entonces su nombre era “Greg Gay”.

“Fui maltratado, increíblemente intimidado”, declaró Barrett, según informa Inside Edition.

Los incidentes de intimidación y mal trato de  hace 40 años en una escuela secundaria de las afueras de Houston lo llevaron hasta una situación desesperada.

“Me fui a casa, saqué el 45 del cajón de mi padre y me lo puse en la boca, porque no tenía a nadie”, dijo. “Nadie en el sistema escolar me podía o quería ayudar”.

El supuesto acusado no daba crédito a lo que estaba escuchando ahora, tantos años después.

Greg sentía que tiene que hablar sobre lo que sufrió, no puede seguir callado.

Tras las imágenes que se hicieron virales,  este exitoso hombre de negocios que ahora tiene una familia maravillos, está recibiendo mensajes de apoyo de todo el mundo.

“En todo el país, en todo el mundo, la gente se está contactando conmigo, dándome las gracias. Es increíble “, dijo mientras luchaba por contener las lágrimas.

En una declaración a Inside Edition, el superintendente de la escuela niega haber maltratado a nadie.

“Simplemente no es verdad”, dijo Hindt en el comunicado. “No recuerdo a esta persona de mi infancia. El bullying es erróneo. Punto. Lo era entonces y lo es ahora”.

Barrett dice que no quiere que el superintendente pierda su trabajo, pero sí quiere que use su posición para acabar con el acoso en las escuelas.