Una mujer se muestra sin maquillar por primera vez en 30 años

El vitíligo​ es una enfermedad de la piel adquirida, crónica, de carácter autoinmune, que se caracteriza por la aparición de áreas depigmentadas
Una mujer se muestra sin maquillar por primera vez en 30 años
El vitíligo es una enfermedad que causa un gran complejo a quienes la padecen.
Foto: Inside Editon/Screenshot

Una mujer de Indiana que tiene vitiligo, finalmente ha encontrado el valor necesario para mostrarse sin maquillaje, después de 30 años.

Denise Chamberlain, de 42 años, tenía 10 años cuando comenzaron a aparecer manchas blancas en su dedo. Lo que era una sospecha, se convirtió en realidad y se le diagnosticó la enfermedad autoinmune conocida como vitíligo. Esta enfermedad provoca que la piel pierda melanina, pigmento.

Con el paso de los años, aparecieron manchas de vitíligo en todo su cuerpo. Las de la cara fueron las que más complejos le causaron.

A los 10 años, Chamberlain comenzó a aplicarse una base oscura de maquillaje para combinar con el color de su piel y cubrir las manchas blancas en su rostro.

Desde entonces, jamás salía de casa sin maquillar. Y perdía mucho tiempo en hacerlo, más de una hora todos los días.

Desde que era una niña, cuestionó por qué le sucedió a ella.

“Lo usaba todos los días y aprendí cómo aplicarlo de tal manera que la gente nunca pensó qué es lo que realmente me pasaba”, dijo Chamberlain a Inside Edition. “No quería que la gente me hiciera preguntas y no quería sufrir las miradas”.

Su complejo aumentó después de que las manchas blancas comenzaron a multiplicarse rápidamente en los últimos cinco años.

Hasta tal punto se sentía mal que una vez trató de ir a Walmart sin maquillaje y tuvo un ataque de pánico porque sintió que todos la estaban mirando.

Aunque todavía tiene un largo camino por superar sus complejos, hace dos años conoció a un grupo de mujeres que cambiaron su vida. Chamberlain se convirtió en presidenta de ese grupo de mujeres con vitiligo.

Un paso que le ha ayudado a mostrarse sin maquillaje, por primera vez en 30 años.

Fue cuando alguien le pidió que contara su experiencia a una joven que estaba pasando por lo que ella también había sufrido.

Ahí es cuando decidió quitarse el maquillaje y mostrarse tal y  como es.

Ese día tuvo una epifanía y no se ha maquillado desde entonces. Según dice, ahora por fin es feliz porque se siente libre.

“Siento que Dios me ha dado una segunda oportunidad en la vida”, afirma Chamberlain.