Indignante la idea de poner militares en la frontera sur del país

Activistas y autoridades muestran su rotundo desacuerdo
Indignante la idea de poner militares en la frontera sur del país
Hay gran oposición sobre tener más control en la frontera. / Foto: Archivo
Foto: John Moore/Getty Images

Activistas y partidarios de la comunidad inmigrante rechazan la idea del presidente Trump de enviar a militares del ejército al sur de la frontera para protegerla hasta que se construya el muro que tanto ha pedido.

Esto ocurrió después que se enteró que una caravana de más de 1,000 personas viene en camino en busca de asilo político. Los inmigrantes de la caravana, dirigida por la organización Pueblo Sin Fronteras, son centroamericanos y en mayoría hondureños.

Activistas y partidarios dijeron ayer que es inhumano llevar al ejército a la frontera sur para enfrentarse a inmigrantes que solo están en busca de un refugio debido a la inseguridad de sus países o la condición económica.

“Lo que quiere hacer Trump es un acto de guerra, está amenazando a México con poner mas militar aparte de la Patrulla Fronteriza”, dijo Enrique Morones, activista y representante de la organización proinmigrante Border Angels.

“Ellos [los inmigrantes] no son una amenaza…muchos de ellos son madres y niños”, reiteró.

Morones dijo que ellos han apoyado la caravana. El año pasado uno de los miembros de Border Angels participó en la caravana con unas 200 personas.

“México como muchos países tiene la libertad de tránsito. La responsabilidad de México no es parar a gente que va a Estados Unidos. El tr►nsito de países es un derecho mundial y Estados Unidos no lo está respetando”, dijo Morones añadiendo que Trump, es una vergüenza para todo el mundo con sus actos.

Mientras tanto, el concejal de Los Ángeles Gil Cedillo, quien es partidario de la comunidad inmigrante, criticó al presidente y dijo que esto solo es una pérdida total del tiempo de nuestro ejército y de los recursos públicos.

“El presidente debe enfocarse en una solución a nuestro sistema migratorio quebrantado, que incluye una solución inmediata de DACA y un camino hacia una reforma migratoria integral”, dijo Cedillo en un comunicado.

“En lugar de aumentar el presupuesto militar para sus tácticas políticas, el presidente debería priorizar los programas de financiamiento que afectan a nuestras comunidades locales, tales como vivienda para personas sin hogar, construcción de viviendas asequibles y arreglar nuestra infraestructura en ruinas como caminos y aceras”.

El martes en la tarde los integrantes de la caravana estaban en la ciudad de México. Se les animó a  pedir una visa humanitaria en México lo cual les permite viajar por el país de 10 a 20 días o un documento que les permite estar en México 30 días y pueden presentar un reclamo de inmigración, de acuerdo a BuzzFeed News.