Abogado del caso Flores dice que gobierno de Trump es el que da peor trato a menores desde 1997

Schey responde a Trump, luego que este dijo que el caso que el abogado ganó en los tribunales en 1997 (Flores) era un "defecto" en la ley que incita a miles de centroamericanos a venir a este país.
Abogado del caso Flores dice que gobierno de Trump es el que da peor trato a menores desde 1997
El abogado Peter Schey, architecto del caso Flores que protege a cientos de miles de niños centroamericanos, exigiendo un mínimo de trato humanitario (Photo Aurelia Ventura/ La Opinion)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinión

El presidente Donald Trump enfocó su ira la pasada semana en una caravana de migrantes que marchaba  en dirección a la frontera con Estados  Unidos, en su mayoría formada por menores de edad y mujeres, y argumentó que venían a aprovechar un “defecto” de la ley en este país que les permite “salir libres”.

Este “defecto de la ley”, según Trump, es un acuerdo al que el gobierno federal llegó en 1997 con el Centro para Derechos Humanos y Ley Constitucional de Los Angeles, luego que esta institución demandó a los Estados Unidos para exigir trato humanitario mínimo hacia menores de edad migrantes.  Este acuerdo se llama el caso Flores.

Desde entonces, cada presidente, republicano y demócrata, ha respetado en mayor o menor medida el acuerdo, pero en esta entrevista exclusiva, el abogado principal del caso Flores explica que el gobierno de Trump está violentando el caso Flores de múltiples maneras y que el trato que reciben los niños”es el peor desde que se llegó al acuerdo”.

A continuación, una transcripción literal y traducida de la entrevista con Schey.

El gobierno de Donald Trump ha estado diciendo que el acuerdo Flores, que establece estándares mínimos para la detención de menores migrantes, es un “defecto” de la ley y amenaza la seguridad. ¿Qué responde a esto?

Si el presidente Trump piensa que Flores es un obstáculo para aplicar sus políticas racistas a los niños inmigrantes, debería ordenarle a sus abogados que presenten una moción en el tribunal para anular el acuerdo. Eso es lo que un presidente normal haría.

El gobierno de Obama intentó modificar el acuerdo en 2015, no para abolirlo sino para que no aplicara a niños que vienen acompañados de un adulto. Pero el juez rechazó esto y también lo hizo la corte de apelaciones.

Que vayan a la corte entonces, no hay otra forma de anular el acuerdo, que se llevó a cabo después de años de litigio en 1997 entre el gobierno federal y el Centro para Derechos Humanos y Ley Constitucional. Para eliminarlo tienen que ir a la corte.

El presidente no ha hecho más que decir cosas sobre Flores, pero no ha actuado en el tribunal.

Trump dijo el pasado fin de semana que los menores de edad vienen de Centroamérica porque saben que este “defecto” (acuerdo) les permite “salir libres fácilmente”.

Flores no alienta a ningún niño indocumentado a venir a Estados Unidos. Hemos hablado con miles de estos menores y madres, y ninguno jamás ha dicho que la razón es esta política. Se van porque temen por sus vidas.

El presidente no ha ofrecido ningún tipo de evidencia que compruebe las afirmaciones que hace sobre Flores. Es su estilo: inventar historias falsas y no dar prueba alguna.

Siguen hablando de “catch and release”, hablan de ello todo el tiempo y es una historia falsa. No ha existido esta política desde 2015, cuando el Presidente Obama, tras el aumento en migración de América Central, comenzó a detener a las madres y a los niños.

Han pagado cientos de millones a prisiones privadas para detener a decenas de miles de de madres y de niños. Cuando Trump y Sarah Huckabee (portavoz de la Casa Blanca) salen en TV diciendo que hay un “catch and release”, que los agarran y los sueltan, simplemente están mintiendo a todo el público estadounidense.

Es una locura, inventan cosas que nada tiene que ver con la realidad, pero es como carne roja para su base de votantes, para racistas y xenófobos.

¿Cuál es la situación de los menores migrantes que llegan a Estados Unidos buscando refugio entonces?

Estamos luchando contra varias de las nuevas políticas de Trump y seguimos ganando en los tribunales. Son medidas de la época medieval. En mi opinión, están torturando a los niños al separarlos de madres y padres, no les permiten comunicarse, no les dicen a los padres donde están e incluso están dando medicinas a los niños.

Los niños están tan molestos y deprimidos que el gobierno de Trump los está medicando sin el permiso de sus padres, les están dando diversos tipos de medicamentos porque los menores están sufriendo de ansiedad y depresión.

O por ejemplo, deportan a los padres, los acusan de un crimen y los deportan. Y no les preguntan si quieren que sus hijos los acompañen, sus hijos fueron puestos en un hogar de crianza, pero no les costaría nada buscarlos en la computadora y llevarlos al aeropuerto para que se vayan con sus padres. No lo están haciendo.

Esencialmente, están separando a los padres e hijos en forma permanente.

Trump ha dicho que le pedirá al congreso que cambie ese “defecto en la ley”. ¿Esto es viable?

El Congreso podría hacerlo pero esperamos que no pase en el Senado. No sabemos pero esperamos que haya suficientes personas en el Congreso que realmente se preocupan por la seguridad de los niños y no van a permitir ese cambio.

La única razón por la cual estos niños pueden ducharse de vez en cuando, y que no duermen en el frio piso de concreto, la única razón por la que tienen jabón para lavarse, es gracias al caso Flores.

Hasta en eso tuvimos que volver a la corte, en junio de 2017 ganamos una orden que está siendo apelada ahora mismo de parte de la jueza Dolly M. Gee (jueza federal en Los Angeles), donde la magistrada tuvo que decirle al gobierno de Trump: no puedes hacer que estos menores duerman en pisos frios de concreto, sin cobija, y tienes que darles jabón y toallas, no puedes darles ropa interior manchada, y no puedes darles comida en mal estado. Y aún así están apelando a otro tribunal, diciendo que sí, que sí pueden hacerlo.

No deberíamos tener que pelear para que cumplan los más básicos estándares humanitarios.

Desde que usted presentó la demanda en los años noventa, ha habido varios gobierno y presidentes diferentes y ustedes han tenido que vigilar que el acuerdo se cumpla. ¿Cuál ha sido el presidente más difícil?

Este es el peor. Nunca vi un gobierno tan ávido de crueldad y tan inhumano hacia niños y menores de edad. Nunca antes, ni demócratas ni republicanos. Teníamos desacuerdos con algunos sobre el cumplimiento del acuerdo Flores, pero nunca vimos, ni siquiera al principio de la demanda, un trato tan cruel hacia los niños inmigrantes.

Y yo no creo que lo haga por odio hacia los niños, simplemente lo hace porque es lo que el cree que le asegura ganar la futura elección presidencial.

Entretanto, tenemos que aplicar el acuerdo. Lo que están haciendo ahora es separando a padres de hijos, deportando a los padres y a los niños los tratan como niños no acompañados. Terminan en un refugio de ORR (Oficina de Reasentamiento) y luego en foster care. Esencialmente, están robándole niños a sus padres.