El ex peluquero de Trump rompe su silencio y lo deja en ridículo

No hay pelo en su cabellera que se pueda cortar sin su permiso
El ex peluquero de Trump rompe su silencio y lo deja en ridículo
El famoso peluquero de celebridades Adrian Wood contó el viacrusis de lo que es peluquear a Trump
Foto: Getty Images

Si algo ha hecho famoso a Donald Trump más allá de su fortuna y de su llegada a la Casa Blanca es su cabellera milimetricamente pulida y peinada a diario.

Una de las personas responsable de tan emblemática cabellera es el famoso barbero de celebridades Adrian Wood, cuyos clientes incluyeron a John Lennon, John F. Kennedy Jr. y Michael J. Fox.

Adrian Wood comenzó a trabajar con Trump en la peluquería que posee durante el apogeo de la carrera del magnate en los años 70 y reveló que desde entonces Trump era uno de sus clientes más exigentes.

Durante cerca de 30 años el magnate fue cliente frecuente en su Barber Shop Paul Molé en Nueva York y siempre que iba por un corte de cabello daba instrucciones precisas y casi militares sobre cómo quería que se viera su melena.

Wood le dijo al New York Post que Trump es psicorígido y obsesivo a la hora de cortar su cabellera, que no deja ningún detalle a la imaginación del peluquero, peor que una dama.

“Él dicta exactamente cómo cortar cada cabello en su cabeza. ‘Cortar aquí, cortar allí. Eso es suficiente.’ Y solo haces lo que él dice, si no tienes problemas”.

Wood también reveló que Trump llegaba siempre sin previo aviso con un numeroso equipo de guardaespaldas y una limusina que lo esperaba afuera mientras recibía su corte de pelo. Al terminar tomaba el espejo y revisaba una y otra vez que su cabellera estaba en el punto perfecto.

Sin embargo Wood dice estar muy agradecido con Trump pues fue el magnate quien le aconsejó que trasladara su barbería desde la planta baja hasta el segundo piso. Esto le permitió ahorrar grandes cantidades de dinero en alquiler, lo que acredita el éxito a largo plazo de la tienda.

Fundada en 1913 Barber Shop Paul Molé es la peluquería más antigua de Nueva York.