Esteban Loaiza ofrece inmueble como fianza para obtener libertad condicional

El expelotero mexicano enfrenta cargos en una corte de San Diego por posesión de más de 20 kg de cocaína
Esteban Loaiza ofrece inmueble como fianza para obtener libertad condicional
Esteban Loaiza se presentará nuevamente en la corte federal de San Diego en mayo.
Foto: Agencia Reforma

El expelotero mexicano Esteban Loaiza podrá continuar su proceso en libertad, ya que un juez federal aceptó hoy como fianza un inmueble en Texas donde residen su hijo y su expareja.

El exjugador de las Grandes Ligas de Béisbol, de 46 años, enfrenta cargos en una corte de San Diego, California, tras ser detenido en febrero por posesión de más de 20 kilogramos de cocaína, valorado el alijo en medio millón de dólares.

Durante una audiencia de apelación, dado que, en primera instancia, una jueza federal había negado la petición del mexicano de tomar la propiedad para cubrir la fianza de 200,000 dólares, el juez de distrito Anthony Battaglia escuchó los argumentos de ambas partes y, finalmente, aceptó el pedido de la defensa.

Contrario a otras ocasiones, Loaiza no llegó esposado de pies y manos y se le permitió sentarse en la mesa de la defensa frente a donde se encontraba su familia, entre ellos sus padres y un hermano, quienes no pudieron contener el llanto al escuchar la resolución del juez.

Aunque el fiscal asignado al caso insistió en que existe riesgo de que el exbeisbolista huya del país, dado sus vínculos con México, el juez consideró que el inmueble de su hijo de 16 años (valorado en unos 170,000 dólares) “es suficiente” para cubrir con el riesgo de no presentarse a su siguiente audiencia.

Incluso, el juez se dirigió a Loaiza para recordarle que, de no presentarse, el gobierno federal procedería a quitarle la casa a su familia, en referencia a su hijo y expareja Ashley Espósito. “Si sigues con todas las condiciones, todo estará bien”, le indicó.

El exjugador deberá entregar su pasaporte o “cualquier otro documento de viaje”, además de que continuará su proceso bajo arresto domiciliario con un grillete GPS, según se detalló durante la audiencia.

El fiscal también reveló dentro de sus argumentos que la tarjeta de residente permanente de Loaiza está próxima a vencerse y que “probablemente” la pierda a consecuencia del problema legal en que se encuentra.

Janice Deaton, abogada del mexicano, no quiso especular sobre la fecha en que su cliente dejará el calabozo, pues, dijo, aún falta cumplir con ciertos requisitos del juez, aunque se limitó a comentar que espera sea pronto.

Loaiza se presentará nuevamente en la corte federal de San Diego en mayo. Por primera vez desde su detención lo hará bajo libertad condicional.