EEUU mantiene atasco de más de 318,000 casos de asilo, con bajo número de aprobaciones

Las nuevas cifras confirman la tendencia a un número cada vez menor de solicitudes aprobadas
EEUU mantiene atasco de más de 318,000 casos de asilo, con bajo número de aprobaciones
La repentina llegada de unos 200 inmigrantes indocumentados de Centroamérica pone a prueba la política migratoria de Trump.
Foto: Gadi Schwartz / NBC (Captura Twitter)

WASHINGTON— El gobierno de EEUU mantiene un atasco de más de 318,000 casos de asilo pendientes y en lo que va del año fiscal 2018 y la tendencia apunta a una baja tasa de aprobación, según cifras divulgadas este miércoles, mientras expertos advierten de que la Administración Trump le está dando la espalda a personas que huyen de la violencia.

Según las cifras de asilo más actualizadas de Oficina de Servicios de Inmigración y Ciudadanía (USCIS), para marzo pasado, el número de casos pendientes en lo que va del año fiscal 2018 fue de 318,624. Tan solo en marzo, las autoridades de USCIS recibieron 8,055, de las cuales adjudicaron 5,048, y aprobaron 1,848, o un 37% del total para ese mes.

La mayoría de los inmigrantes que solicitaron asilo ante USCIS en marzo pasado provino de Venezuela (2,085), Guatemala (833), El Salvador (778), México (553), Honduras (510), China (407), Nigeria (262), Haití (245), Colombia (221), e India (194). En su conjunto, esos diez países conformaron el 78% de los casos, y el resto de los países el 22%, indicó USCIS.

Las oficinas que más casos recibieron en marzo fueron Miami, con 2,219; Los Ángeles, con 997; Arlington (Virginia), con 920; Nueva York, con 802, y Houston (Texas), con 751.

Las cifras han ido en aumento desde enero pasado, cuando el número de casos rezagados en USCIS fue de 313,995, y al mes siguiente fue de 316,882.

La agencia federal divulgó las cifras en unos momentos en que la llegada de una caravana de entre 150 y 200 inmigrantes indocumentados de Centroamérica, principalmente de Honduras, pone a prueba la política migratoria de la Administración Trump y sus órdenes de escudriñar aún más las solicitudes de asilo.

El sistema de asilo ya está aquejado de enormes demoras y trabas burocráticas desde hace años, especialmente desde la crisis humanitaria en la frontera sur en 2014 con la llegada de decenas de miles de niños no acompañados.

Una portavoz de USCIS, que pidió el anonimato, dijo hoy a este diario que se mantiene el atasco actual en parte porque las autoridades tratan de despachar primero “las solicitudes que no tienen casos válidos”.

“La idea es despejar las demoras, agilizando los casos que no tienen posibilidades de aprobación o que presentan posibles problemas de fraude, y centrarse en los casos de asilo validos”, explicó la fuente.

A finales de enero pasado, la Administración Trump cambió la forma en que se procesan las solicitudes de asilo, de tal manera que en vez de entrevistar a los que sometieron sus solicitudes primero, las autoridades entrevistan a los que se pusieron de último en la cola.

Para diciembre pasado, por ejemplo, USCIS tenía un rezago de 307,555 casos. Tan solo en ese mes, la agencia había recibido 10, 342 solicitudes, de los cuales adjudicó 4,369 y aprobó 1,231.

La cifra global divulgada hoy, sin embargo, sólo refleja el número de solicitudes de asilo entregadas a USCIS de forma “afirmativa”, es decir, personas que tenían menos de un año en EEUU o que lo solicitaron en un puerto de entrada. Por lo tanto, estas cifras excluyen las de personas que fueron detenidas al cruzar ilegalmente en la frontera sur o afrontan proceso de deportación, cuyos casos están en los tribunales de Inmigración, a cargo del Departamento de Justicia.

En general, la tasa de aprobación ha bajado drásticamente en la mayoría de las oficinas, y a nivel nacional se sitúa en apenas un 26% en lo que va del año fiscal 2018, mientras que en el año fiscal 2017 fue del 34 %. A modo de comparación, en el año fiscal 2015, la tasa de aprobación de casos fue del 45 %.

Los casos de asilo pendientes ante USCIS representan un incremento de más del “1,750 %” en los últimos cinco años, y la agencia teme que el sistema ahora esté más vulnerable al “fraude y abuso”.

En declaraciones a este diario, la abogada de Inmigración, Lauren Eagan, explicó que “las recientes políticas antiinmigratorias por parte de la Administración Trump han causado un retraso en muchos de los casos en las oficinas de asilo que han estado vigentes por mucho tiempo”.

“Últimamente se ha visto un incremento en los casos de personas deportadas desde cortes, y esto no ha permitido que se procesen casos de manera eficaz y correcta. Esto es inhumano y cruel hacia aquellos inmigrantes que han hecho todo lo correcto para ajustar su estado adecuadamente en el país”, puntualizó Eagan.

?>