Insistentes menciones a Trump en el debate de candidatos a la presidencia de México

Segundo debate presidencial en México tuvo a Trump como tema central
Insistentes menciones a Trump en el debate de candidatos a la presidencia de México
Foto: EFE

Los cuatro aspirantes a la presidencia de México mencionaron en debate en Tijuana insistentemente el nombre del presidente Donald Trump al hablar sobre comercio, seguridad fronteriza y derechos de los migrantes.

Desde el inicio del debate, cuando se les preguntó sobre comercio exterior mexicano, todos hicieron un paréntesis para protestar en sus respectivas versiones sobre las declaraciones del mandatario estadunidense, quien esta semana calificó a migrante de ser “animales”.

El más directo fue el aspirante independiente, Jaime Rodríguez Calderón, quien dijo que hay animales que hacen daño con la boca.

Las menciones de Trump fueron referencia tanto para enfatizar posiciones de cada candidato como por parte de los conductores.

El periodista León Krause cuestionó a José Antonio Meade, de la Coalición Todos por México si fue o no un error haber invitado a Trump a la Casa Blanca cuando era candidato, a lo que Meade respondió con evasivas.

La fórmula más insistente de Meade en la mayoría de sus respuestas, fue la de impulsar el comercio y la inversión para negociar, con Estados Unidos, eliminar disparidades económico sociales en México o incluso mejorar la seguridad, que quiere complementar con detener el flujo de armas de fuego y dinero del crimen organizado de Estados Unidos a México.

Andrés Manuel López Obrador, de la coalición Juntos Haremos Historia, también criticó a Trump pero reconoció en dos ocasiones estar de acuerdo con el mandatario estadunidense, en cuanto a que “el gobierno de México es corrupto” y que una renegociación del Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (TLC) debe incluir mejores salarios para los trabajadores mexicanos.

“Me duele aceptarlo pero Trump tiene razón en que el gobierno de México es corrupto”, dijo López Obrador.

Según el puntero en encuestas, hay una diferencia de por lo menos diez a uno entre salarios en Estados Unidos y México por trabajos similares, pero enfatizó que México no ha podido negociar con firmeza ante Estados Unidos “porque su gobierno no tiene autoridad moral, y por lo tanto no tiene autoridad política”.

Como en el primer debate, los ataques al favorito en encuestas fueron constantes.

Ricardo Anaya, de la Coalición México al Frente, dijo que López Obrado perdió inversiones y empleos cuando fue alcalde de la Ciudad de México. El candidato aludido dijo que con cifras oficiales y que en unos días se sabrá la verdad, pero Anaya lo seguía retador para presionarlo.

Meade hizo lo propia al señalar a la dirigente de autodefensas Melchora Salgado como “una secuestradora que ahora está libre por un error judicial”. Y criticó a López Obrador de que la postule como legisladora.

“El Bronco”, Jaime Rodríguez, repitió su receta contra el robo pero ahora al decir que los agentes aduanales mexicanos dejan pasar armas de fuego a México para el crimen organizado. Según “El Bronco” “hay que cortarles las manos” a los aduanales.