California sigue siendo pionera en ecología; ahora, ataca a las pajitas, los tapones y las microfibras

El Estado Dorado ya fue pionero en la prohibición de las bolsas de plástico de un solo uso
California sigue siendo pionera en ecología; ahora, ataca a las pajitas, los tapones y las microfibras
Una pajita puede atascarse en la nariz de una tortuga marina.
Foto: animals1st (twitter)

Reducir la presencia de bolsa de plástico en la sociedad llevó años de campañas. Ahora, los ambientalistas y los legisladores implemen tácticas similares contra una nueva generación de contaminantes plásticos.

Por ejemplo, aunque parecen inofensivas y encantadoras, las pajitas pueden atascarse en la nariz de una tortuga marina, como muestra un video que se hizo rápidamente viral. Y luego están los cientos de miles de tapones de botellas que terminan en las playas, lejos de sus botellas de origen. Y, claro, las microfibras de poliéster que se desprenden de la ropa al lavar y se abren camino hacia el océano, la vida marina y, finalmente, el marisco (y aquellos que lo comen).

Estos elementos son el tema de la legislación estatal en debate en Sacramento. Y es que, nuevamente, California busca ser pionera en el terreno ecologista con una nueva (y controvertida) ley ambiental. A fin de cuentas, en su día fue el primer estado en librarse de las bolsas de plástico de un solo uso.

Más de media docena de proyectos de ley destinados a la contaminación plástica fueron introducidos en Sacramento solo este año, tanto por legisladores costeros como por colegas del interior moderados que ven el daño potencial no solo en océanos sino también en ríos, lagos y el suministro de agua del estado.

“Lo que hacemos no solo tiene implicaciones nacionales, sino internacionales. Somos la quinta economía más grande del mundo”, dijo el líder mayoritario de la Asamblea Ian Calderon (demócrata de Whittier), quien presentó un proyecto de ley este año que prohíbe a los restaurantes proporcionar pajitas de plástico a menos que un cliente las solicite.

Calderón también se asoció con el asambleísta Mark Stone (demócrata de Scotts Valley), un líder ambiental desde hace mucho tiempo, en una ley que prohibiría a los minoristas vender botellas de plástico de un solo uso con tapas que no permanezcan atadas al contenedor tras abrirlas.

Un proyecto de ley del asambleísta Richard Hershel Bloom (demócrata de Santa Mónica), autor del proyecto de ley de microperlas y coautor de los de pajitas y tapas, exige que toda la ropa nueva con más del 50 % de material sintético tenga una etiqueta que advierta de desprendimiento de microfibras durante el lavado.

Aunque han provocado un fuerte rechazo por parte de los conservadores, los fabricantes y los grupos industriales, los tres proyectos de ley han pasado el comité y se espera que asistan a la Asamblea esta semana.