Después de 45 años conoce a su hijo, la historia que cambió sus vidas

El hombre fue adoptado por una pareja estadounidense que estaba estacionada en una base militar en Japón y que prometió darle una buena vida
Después de 45 años conoce a su hijo, la historia que cambió sus vidas
Madre e hijo se encuentran después de 45 años separados.
Foto: Cortesía de Bruce Hollywood.

Bruce Hollywood siempre supo que era adoptado. Sus padres adoptivos incluso le apoyaron, más bien instaron, a que buscara a sus padres biológicos. Incluso se ofrecieron a pagarle el pasaje de avión si lo necesitaba.

Pero él nunca tuvo interés, hasta que todo cambió por un accidente. Cuando Bruce sufrió un ataque al corazón, se dio cuenta de que quería hacer las cosas de otro modo. Cuando yacía en la ambulancia,  se dio cuenta de que lamentaba no saber nada de su madre biólogica, según informa el portal de noticias The good network.

Una vez recuperado, comenzó a buscar a la mujer que lo había entregado en adopción a una pareja militar estadounidense, estacionada en Japón en 1960. Llamó a la Embajada de Japón y Estados Unidos sin suerte. Luego contrató a un investigador privado, pero aún así, nada.

Pero un día, este ex coronel de las Fuerzas Aéreas se encontró sentado junto a otro hombre del ejército en un bar de vinos del aeropuerto. Entablaron una conversación y cuando Hollywood mencionó su búsqueda infructuosa, el hombre se ofreció a ayudar.

Con pocas expectativas, Hollywood le dio al hombre toda la información que había recopilado. Diez días más tarde, recibió una llamada de la embajada de Japón.

“‘Coronel Hollywood, estamos muy contentos de informarle de que encontramos a su madre … Te va a llamar a este número de teléfono en 10 minutos. No habla Inglés. ¡Buena suerte!”, así es como Bruce relató la llamada telefónica a The Washington Post.

Después de encontrar un intérprete para la llamada telefónica, Hollywood finalmente pudo hablar con su madre, Nobue Ouchi, quien estaba llorando de alegría.

Un sentimiento de amor les sorprendió a los dos después de 45 años de separación.

Mientras hablaban, abrumados por la emoción, la intérprete le dijo a Hollywood: “Bueno, mañana es el cumpleaños número 65 de su madre, y el regalo de cumpleaños con el que soñó toda su vida es que usted volvería con ella”.

Desde ese momento comenzaron a conocerse más, a viajar para verse y a aprender el idioma del otro. Así es como Bruce se enteró de que fue ella quien le había llamado así.

También le dio a su hijo un papel con el nombre de su padre biológico. Con esa información Bruce pudo conocer a un nuevo hermano mayor que respondió calurosamente a su encuentro, diciendo que siempre había “deseado tener un hermano”.

Pero, de lejos, el mejor momento de todos debe haber sido durante la primera llamada cuando el intérprete le dijo a Bruce que su madre nunca se había casado porque, dijo, “en su corazón solo había lugar para un hombre, y eras tú, y ella sabía que volverías “.