Villaraigosa: ‘La cara de la pobreza es latina y afroamericana’

Candidato para gobernador de California piensa en invertir más en educación y en fuerza laboral, ambas necesarias para el siglo XXI
Villaraigosa: ‘La cara de la pobreza es latina y afroamericana’
Antonio Villaraigosa, exalcalde de Los Ángeles.
Foto: Getty Images

Para atacar los niveles de pobreza, que afectan en su mayoría a las comunidades latina y afroamericana, el exalcalde de Los Ángeles Antonio Villaraigosa precisa que es necesario efectuar una mayor inversión en la educación y en la preparación de la fuerza laboral.

“Somos la quinta potencia económica del mundo [2.5 trillones] pero a la vez tenemos un nivel muy alto de pobreza”, dijo a La Opinión. “No podemos dejar a tanta gente atrás”.

De acuerdo con cifras que reportó el Central Valley Business Times, la región de la Bahía —que tiene una población de 5.7 millones de habitantes— tiene una economía más grande que Países Bajos y se encuentra entre las primeras 20 economías del orbe.

Además, dos zonas metropolitanas del norte de California como San Francisco, Oakland y Hayward; además de San José, Sunnyvale y Santa Clara tienen los lugares con las mejores economías del país.

Ambas regiones se encuentran en y alrededor del Valle del Silicon, considerado el epicentro de la tecnología mundial. Las compañías Apple, Google, Cisco y Tesla, representan por sí solas 3,000 millones de dólares.

Sin embargo, comparada esa zona con el Valle de San Joaquín —que cuenta con 4.1 millones de habitantes— tiene menor prestigio y su economía se asemeja a la de Irak o Argelia; es decir que ni siquiera se ubicaría entre las mejores 50 del mundo.

“Tenemos que invertir mucho en la educación”, dice Villaraigosa, hoy candidato a la gubernatura del Estado Dorado. “Pero también en la preparación de la fuerza laboral para que más gente pueda ser exitosa”.

En San Francisco, el salario anual promedio es de $85,714 pero el costo de vida es 80% más que el promedio nacional; mientras que en el Sur de California el ingreso promedio al año es de $62,523 y el costo de vida es 43% superior a la media en el país.

“El condado de Los Ángeles es más grande económicamente que la Bahía pero al mismo tiempo tenemos mucha pobreza… Las raíces están en la falta de educación en gran parte de nuestra población”, asegura Villaraigosa.

“Cuando yo llegué a la alcaldía de la ciudad, uno de cada tres estudiantes no se graduaban de la secundaria. Ocho años después, el nivel de graduación subió del 44% al 72%… Entonces, la falta de éxito es uno de los desafíos más grandes que tendría como gobernador para crear trabajos con sueldos más altos y que requieren una alta educación”.

Villaraigosa lamenta que el progreso de unos no ha alcanzado a miles y agrega que esto se da porque los pobres no han sido una prioridad y ahora hay una brecha salarial abismal entre el norte del estado y el sur de California.

“Para mí, ayudar a los pobres será de vital importancia, porque he visto la cara de la pobreza y es una cara latina y afroamericana”, indica.

“La verdad no es querer llegar [a la gubernatura], sacar pecho y decir ‘yo soy especial’, sino que hay que llegar para abrir las puertas de las oportunidades a los demás, incluyendo a nuestra gente”.

“Entiendo que si vamos a crecer juntos y llegar al éxito económico, hay que educar formalmente a mucha más gente… Tenemos que empezar junto con los latinos y afroamericanos.

Somos los menos educados en California y entiendo que eso tiene que ser una prioridad para el gobierno, no solo por la etnia, sino porque el éxito de California depende en ampliar la oportunidad de progreso a un mayor número de sus residentes”.

Villaraigosa confía en que la educación en el estado es uno de sus desafíos más grandes. / foto: suministrada.

Logros en el caminoEn 1994, Villaraigosa fue elegido miembro de la Asamblea estatal y tres años más tarde, su presidente.

En ese tiempo logró reunir a grupos ambientalistas y comerciales para recaudar $2,000 millones, el bono más grande en la historia de California. Fue autor del programa Healthy Families para casi tres cuartos de millón de niños sin seguro médico y logró la aprobación de una medida de bonos escolares de $ 9,000 millones.

“Antonio [Villaraigosa] no solo es el candidato más cualificado, sino el mejor para ser gobernador”, opinó Carlos Zavala, director del influyente Caucus Chicano Latino — considerada la organización más grande de demócratas en la nación.

“Su elección sería histórica no solo por sus virtudes como persona, sino por el hecho de ser latino que es un extra a su favor. Ha hecho un gran trabajo en la política, como presidente de la Asamblea y como alcalde de la ciudad de Los Ángeles”.

Nada fue fácil. En 2001, Villaraigosa se postuló para la alcaldía de Los Ángeles y perdió. Fue elegido para el Concejo Municipal en 2003 y no paró hasta lograr ser juramentado como el alcalde número 41 de la urbe angelina.

Y en ese puesto encabezó un esfuerzo para la construcción de un sistema de transporte del siglo XXI, logró una reforma educativa fundamental y de largo alcance, estimuló el desarrollo económico al eliminar la burocracia gubernamental, racionalizó la burocracia de la ciudad e hizo de Los Ángeles un modelo nacional de sostenibilidad y crecimiento ecológico.

Alrededor de la web