México ‘golpea’ a partidarios de Trump con revancha de impuestos

México declara una subida de aranceles a las importaciones de varios productos de EEUU
México ‘golpea’ a partidarios de Trump con revancha de impuestos
EL comercio entre EEUU, México y Canadá se expandió con el TLCAN.
Foto: Getty Images

MÉXICO – El gobierno mexicano hizo malabares y tomó su revancha en contra de la administración de Donald Trump que impuso al país el 25% de impuestos a la importación de acero desde el pasado 1 de junio:  escogió productos que no dispararán la inflación aquí y, a la vez, clavarán pinchazos precisos a los productores de zonas republicanas para ponerlos en tensión frente a su presidente.

Así, los productores de varillas, cemento y hormigón (algunos duros de Texas o de Florida) que exportan a México se impactarán con un 25% de impuestos igual que los respectivos ultras productores de whisky “Tennessee” o whisky Bourbon, de Tennessee y Kentucky.

Desde la óptica de las autoridades mexicanas, que coincide con las de los analistas y empresarios, los gravámenes que anunció en las últimas horas (a través del Diario Oficial de la Federación)  impactarán política y económicamente  a  Estados Unidos.

Si bien en México las perdidas ya comienzan a reflejarse de manera económica por el impuesto al acero; el gobierno mexicano considera que el impacto al cerdo americano será también fuerte: este país es el segundo comprador de las exportaciones gringas, sólo después de Japón.

“Es parte de una estrategia en la que hemos trabajado con la Secretaría de Economía diciéndoles: tanto ustedes como nosotros estamos saliendo afectados por la política de Trump”, dijo Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) en entrevista televisiva.

“La medida de México no es para proteger a los productores nacionales como lo busca Trump con el acero, la medida de México es una cuestión política”, afiló Alejandro Arzate Mejía, integrante de la Comisión Fiscal del Colegio de Contadores Públicos de México.

Otros productos que resultarán afectados en EEUU por el anuncio del 20% de impuestos en México serán  los arándanos (en Massachussets, donde gobierna el recalcitrante republicano Charlie Baker); papas y manzanas (con impacto a Michigan, de mayoría republicana); jamones, piernas y paletas de cerdo (énfasis económico).

El queso parmesano, queso fresco, cualquier tipo de queso rallado o en polvo, y requesón, son parte de tarifas con presión en Wisconsin: su gobernador, Scott Walker es un abierto admirador de Trump. Las sanciones de menor peso (5%) son los tubos de laminados y los térmicos o de conducción.

La analista Luz María de la Mora, consejera del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales, lamentó que se haya llegado a este punto. “La imposición de aranceles a no ayuda al ambiente de la renegociación del Tratado de Libre Comercio con América del Norte”.