Niños enjaulados por Patrulla Fronteriza aprendieron a cambiarle el pañal a menor detenida

Más de 2,300 menores han sido separados de sus familias desde abril
Niños enjaulados por Patrulla Fronteriza aprendieron a cambiarle el pañal a menor detenida
Un niña de Centroamérica descansa en un centro de detención de la Patrulla Fronteriza en McAllen, Texas.
Foto: John Moore / Getty Images

Una adolescente detenida en instalaciones de la Patrulla Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) en McAllen, Texas tuvo que enseñarles a otros menores cómo cambiar el pañal de una niña que fue separada de su familia.

De acuerdo con el Associated Press, la joven de 16 años cuidó a la antedicha niña desconocida de cuatro años por al menos tres días mientras ambas estuvieron detenidas en una jaula de tela metálica.

La joven compartió su experiencia con Michelle Brane, directora de derechos del migrante de la Comisión de Mujeres Refugiadas, quien visitó las instalaciones el domingo. La CBP le permitió a ella y a varios reporteros una breve visita ese día en respuesta a la lluvia de críticas que ha recibido. Sin embargo, a los periodistas se les prohibió entrevistar a los detenidos. Tampoco se le permitió tomar fotografías de las instalaciones.

Los agentes de la CBP inicialmente creyeron que la niña era más joven, agregó Brane, debido a que ella no hablaba con nadie. Esto, en parte, fue debido a que ella solo habla k’iche’, un idioma indígena de Guatemala.

La pequeña, dijo Brane, se la pasaba en posición fetal.

Después de que un abogado comenzó a hacer preguntas sobre la situación de la menor, unos agentes encontraron a la tía de la niña, quien estaba detenida en otra parte de las instalaciones.

Brane también informó que vio a algunos agentes regañar a un grupo de niños, de unos cinco años, por jugar en su jaula. Los menores, señaló, no contaban con juguetes ni libros para entretenerse.

Uno de los niños en esa jaula no jugaba con los demás. Él se mantuvo en silencio, firmamente agarrado de una hoja de papel, una fotocopia de la credencial de su madre.

Los agentes que administran el centro de detención, conocida como “Ursula” por el nombre de la calle en la que se ubica, dijeron que a todos los 1,100 detenidos se les proporciona comida adecuada, acceso a duchas, ropa lavada y atención médica. Conforme a la ley de los Estados Unidos, los menores deben ser entregados en un plazo de tres días a refugios financiados por el Departamento de Salud y Servicios Humanos.


NOTAS RELACIONADAS