Aumentar o no los salarios insuficientes de Disneyland dependerá de la votación de noviembre

Los miembros del Concejo Municipal de Anaheim han decidido dejar la decisión en manos de los votantes
Aumentar o no los salarios insuficientes de Disneyland dependerá de la votación de noviembre
Los salarios actuales de Disneyland son muy bajos.
Foto: Disneyland (Twitter)

Los miembros del Concejo Municipal de Anaheim decidieron el martes por la noche dejar en manos de los votantes una iniciativa que requeriría que Disney y otras áreas turísticas de la ciudad paguen a los trabajadores un salario mínimo más alto.

“Hagamos que Disneyland pague salarios decentes. Sólo gano $11.41 dólares por hora y llevo allí casi cinco años”, dijo el empleado Armando González.

La iniciativa, que fue patrocinada por una coalición de trabajadores de Disney y otros sindicatos de trabajadores hoteleros, recibió alrededor de 21,000 firmas, lo que significa que también puede ir a la boleta de noviembre.

La iniciativa requeriría que Disney y otras áreas turísticas recibieran subsidios de la ciudad para pagar a los trabajadores un salario mínimo de $15 dólares por hora en 2019. El salario aumentará $1 dólar cada año hasta el 2022.

“Tenemos miembros del elenco que están viviendo en sus autos en este momento. Yo misma tuve que mudarme de Anaheim porque ya no podía pagarlo. Conduzco una hora más de camino al trabajo. No comer tres comidas al día, simplemente no puedo pagarlo”, dijo Shannon Johnson, una trabajadora del hotel Grand Californian de Disney.

Pero Todd Ament, presidente de la cámara de comercio de Anaheim, dijo que, si la iniciativa es aprobada, tendrá un impacto directo en las empresas y el empleo: “Sabemos con certeza que dos de los hoteles de cuatro diamantes que se construirán en nuestra ciudad cancelarán esos proyectos. Son 3,000 empleos de construcción durante aproximadamente cuatro años y aproximadamente 1,000 empleos en curso en todos los niveles serían asesinados”.

El consejo tuvo la opción de votar sobre la iniciativa o solicitar un informe de impacto económico, lo que habría detenido la votación durante aproximadamente 30 días, pero finalmente decidió dejar la decisión a los votantes en noviembre.