ICE niega que esté obligando a padres a firmar su deportación con o sin sus hijos

La Administración Trump sigue afrontando críticas por el lento proceso de reunificación familiar

ICE niega que esté obligando a padres a firmar su deportación con o sin sus hijos
Activistas protestan por la separación de familias inmigrantes.
Foto: Aurelia Ventura-Impremedia/La Opinion

WASHINGTON — La Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) negó este martes informes de prensa de que las autoridades estén obligando a padres indocumentados que fueron separados de sus hijos a firmar su deportación con o sin ellos, en unos momentos en que el proceso de reunificación de familias sigue sin claridad ni cronograma.

A raíz de la repulsa internacional que generó la separación de más de 2,300 niños de sus padres en la frontera sur desde el mes pasado, el presidente Donald Trump firmó una orden ejecutiva el pasado 20 de junio que eliminó esa práctica, pero dejó en pie la detención indefinida de familias enteras, ahora juntas en un mismo lugar.

Según la cadena televisiva NBC, los agentes de Inmigración tienen instrucciones de dar a los padres detenidos dos opciones: salir del país con sus hijos, o dejarlos en los albergues donde ahora están detenidos.

El formulario da a los padres una de dos opciones que tiene que seleccionar y firmar: solicitar la reunificación con sus hijos para efectos de su “repatriación” a sus países de origen, o salir del país sin los menores, con el entendimiento de que éstos permanecerán en el país para continuar sus solicitudes para un alivio migratorio.

Según la Unión de Libertades Civiles de EEUU (ACLU), los solicitantes de asilo que ya pudieron demostrar “miedo creíble”  –un requisito en el proceso-, y que aguardan una decisión final, están recibiendo esos formularios.

Al parecer, ante de la orden ejecutiva de Trump hace dos semanas, los trabajadores sociales a cargo de los casos de menores en los albergues de la “Oficina de Reasentamiento de Refugiados” (ORR) del Departamento de Salud y Recursos Humanos (HHS),  también tenían órdenes de reunificar a los menores con sus  padres solo si éstos abandonaban sus casos de asilo y aceptaban su deportación.

Las autoridades no han precisado cuántos padres han sido deportados sin sus hijos.

Las explicaciones de ICE

En declaraciones a este diario, una portavoz de ICE en Washington, Jennifer D. Elzea, explicó hoy que en el marco de la llamada “Directriz sobre Padres Detenidos”, los padres bajo custodia de la agencia y con órdenes finales de deportación deben tomar una decisión sobre si salir de EEUU con o sin sus hijos.

“ICE no interfiere con la decisión de un padre a permitir que el niño se quede en EEUU para continuar su caso legal. Los padres extranjeros que tiene órdenes de deportación puede escoger ser deportados con o sin sus hijos, y ninguna de las opciones afecta su elegibilidad para solicitar” protecciones legales, enfatizó Elzea.

La portavoz destacó que quienes reciben órdenes finales de deportación tuvieron oportunidad de argumentar “miedo creíble” y, en todo caso, el formulario en cuestión solo aplica para a los que tienen orden de deportación y son parte de una demanda colectiva en curso.

“Este formulario no tiene absolutamente nada que ver con los que tienen casos de asilo pendientes”, subrayó.

En el caso en que un padre tiene una orden final de deportación, pero no así sus hijos, ese padre debe decidir qué hacer antes de ser deportado, continuó.

Si el menor está bajo custodia de ORR, ICE se coordina con esa agencia y con las autoridades consulares para ayudar a los padres a salir del país con sus hijos o, si el padre decide dejarlos en EEUU, también se realizan esfuerzos para entregarlos a otros guardianes o familiares, según Elzea.

Una orden emitida el pasado 26 de junio por el juez federal en San Diego (California), Dana Sabraw, ha dado plazo a la Administración para que devuelva a sus padres a los menores de edad que fueron enviados a albergues del gobierno tras su ingreso ilegal en la frontera sur.

Esa orden no precisó si los padres pueden permanecer en el país con sus hijos mientras el tribunal de Inmigración evalúa su petición de asilo.

Un caótico proceso de reunificación

Sin embargo, activistas y abogados que trabajan con la comunidad inmigrante aseguran que persiste el caos y la falta de claridad sobre el proceso de reunificación. La semana pasada, HHS dijo que todavía tenía bajo su custodia a 2,047 niños.

El legislador republicano por Colorado, Mike Coffman, envió hoy una carta a Trump instándolo a que designe a un individuo, “preferiblemente alguien con experiencia militar”, para dirigir y simplificar el proceso burocrático para la reunificación de familias.

En la actualidad, los departamentos de Justicia, Seguridad Nacional y HHS, y sus respectivas agencias, están involucrados en un “problemático” proceso plagado de descoordinación y trabas burocráticas, a juicio de Coffman.

Coffman viajó el pasado fin de semana al centro de detención Tornillo, en Texas, donde están alojados algunos de los niños separados y, según aseguró en la carta, le quedó claro que “hay confusión sobre el terreno debido al número de agencias federales involucradas”.

Coffman visitó hoy un centro de detención para adultos en Aurora (Colorado), donde 42 padres aguardan ser reunificados con sus hijos.