Joven alcalde de California propone pagar a pobres y delincuentes para marcar la diferencia

Michael Tubbs, alcalde Stockton, considera que un pequeño empujón puede ser clave
Joven alcalde de California propone pagar a pobres y delincuentes para marcar la diferencia
"La mayoría de la gente es realmente inteligente y racional", dijo Tubbs.
Foto: Michael Tubbs (Twitter)

El alcalde Michael Tubbs, de 27 años, lanzará en Stockton, California, una de las ciudades más castigadas por el sistema financiero y el crimen del estado, varias iniciativas de justicia social: un cheque mensual de $500 dólares para residentes de bajos ingresos, estipendios en efectivo para hombres con más probabilidades de cometer delitos violentos y becas universitarias de $1,000 dólares para graduados de escuelas secundarias públicas.

Hijo de una madre educada en Stanford que se basó en parte en programas de asistencia alimentaria pública y un padre encarcelado, Tubbs piensa que dar a algunas personas la pequeña ventaja de la que carecen puede marcar un cambio radical: “La mayoría de la gente es realmente inteligente y racional”, dijo el martes en el Sacramento Press Club. “Confías en la gente; das dinero a la gente, nueve de cada 10 veces no van a hacer ningún daño”.

El ingreso promedio de Stockton es de $46,000 dólares al año, muy por debajo del estatal, según los datos del Censo. El programa básico de ingresos de Stockton, que se espera se lance a principios del próximo año con un piloto de aproximadamente 100 personas, sería el primero en los Estados Unidos.

Los residentes dicen que gastarían los $500 dólares en todo, desde alquiler, cuidado de niños, hasta comida o incluso lujos como un nuevo televisor, dijo Tubbs. Espera eliminar las suposiciones de que los residentes más pobres pueden usar el dinero en las drogas y quiere demostrar que la mayoría está más preocupada por satisfacer sus necesidades.

Tubbs reconoce que tal programa podría ser difícil de expandir: “De cara al futuro, no creo que una ciudad en sí misma pueda hacerlo más tiempo que un piloto para mostrar una prueba de concepto”.

El programa de becas universitarias comenzará de manera similar el próximo año, ofreciendo becas anuales de $1,000 dólares a los graduados del distrito escolar público más grande de Stockton que tengan un GPA superior a 2.0 y hayan solicitado al menos otras dos becas o subvenciones. Menos del 20 % de los residentes de la ciudad tienen una licenciatura, según los datos más recientes del Censo.

También se asoció con Advance Peace, un programa que comenzó en las cercanías de Richmond, California, cuyo objetivo es rehabilitar a los hombres que participan con mayor frecuencia en la violencia con armas de fuego. Los miembros del programa pasan por un programa de seis meses que incluye chequeos diarios con un administrador de casos, conseguir un trabajo y obtener una licencia de conducir. Si cumplen con esos objetivos, los participantes reciben un estipendio mensual de hasta $1,000 dólares.

Aunque hay quien dice que no es más que un programa de “efectivo de delincuentes”, Tubbs dijo que rehabilitar incluso a algunos hombres puede marcar una gran diferencia. De hecho, fue el alto índice de criminalidad de Stockton lo que llevó a Tubbs a postularse para el cargo. Durante la mayor parte de su vida, Tubbs buscó salir de Stockton, pero, tras el asesinato de su primo en 2010, se dio cuenta de que el éxito que estaba teniendo en Stanford, con pasantías en la Casa Blanca y Google, no significaba mucho si no podía usarlo para ayudar a su comunidad.

“Interioricé una gran cantidad de aspectos negativos sobre Stockton y creí que encontrar el éxito era dejar a Stockton”, dijo. “No fue hasta la universidad que aprendí más sobre política y estructura y vi ejemplos de comunidades que se estaban reinventando. “Empecé a pensar que quizás puedo definir el éxito regresando“.

Los tres programas están financiados por donaciones privadas de benefactores como la familia Spanos, propietaria del equipo de fútbol Los Angeles Chargers, el gigante de servicios públicos Pacific Gas and Electric y una organización llamada Economic Security Project, copresidida por el cofundador de Facebook, Chris Hughes. Si los programas funcionan, Tubbs buscará convencer a los contribuyentes y otros gobiernos, incluido el estado, para que los adopten, aunque con los aumentos de impuestos esperados.

Alrededor de la web