El café es bueno para ti, según demuestra una investigación científica

Aunque es bueno, no hay un beneficio adicional por beber más café de lo que normalmente se hace
El café es bueno para ti, según demuestra una investigación científica
Se estima que se consumen 400 millones de tazas de café diariamente en EEUU.
Foto: PIERRE ANDRIEU / Getty Images

Según un estudio científico, las personas que beben café, sin importar cuánto o de qué tipo, tienen menos probabilidades de morir en un período de 10 años que los que no beben café.

Es otra buena noticia para los amantes del café, pero aún hay más. No importa qué tipo de café consuman las personas, puede ser descafeinado o café instantáneo, todos aportan un beneficio.

El equipo del National Cancer Institute utilizó datos de personas que participaron en un gran estudio genético en Gran Bretaña, llamado U.K. Biobank. Más de medio millón de personas se ofrecieron voluntarias para donar sangre y responder preguntas detalladas sobre salud y estilo de vida para la investigación en curso sobre genes y salud.

El equipo estudió quién bebía café, cuánto y qué tipo de café, y buscó las diferencias en varios genes involucrados en el metabolismo de la cafeína.

Luego analizaron las tasas de mortalidad durante los 10 años del estudio.

Las personas que bebían café, sin importar cuánto o qué tipo bebían, tenían menos probabilidades de morir durante ese período de 10 años que los que no bebían café, informaron en la revista JAMA Internal Medicine de la Asociación Médica Estadounidense.

Incluso las personas que dijeron que bebían más de ocho tazas al día tenían menos probabilidades de morir, en promedio, que los no bebedores, informó el equipo, dirigido por Erikka Lotfield, del NCI.

Estudios previos sugieren que las variantes en CYP1A2, un gen que codifica la enzima responsable de más del 95 por ciento del metabolismo de la cafeína, pueden alterar las asociaciones de consumo de café con resultados relacionados con el sistema cardiovascular, con metabolizadores de cafeína más lentos con mayor riesgo de desarrollar hipertensión (presión arterial alta) o tener un infarto de miocardio en relación con sus contrapartes no consumidoras, mientras que las personas con metabolizadores de cafeína más rápidos que beben café tienen un riesgo nulo o menor de estos resultados.

Hay varias explicaciones posibles para los beneficios para la salud del café.

Es la fuente número 1 en la dieta estadounidense de antioxidantes, que son compuestos químicos que combaten el daño al ADN causado por la vida cotidiana.

El café puede reducir la inflamación en el cuerpo, mejorar la forma en que se usa la insulina, puede ayudar al funcionamiento del hígado y  beneficiar los revestimientos de los vasos sanguíneos.

Existe cierta evidencia de que el café puede ayudar a las personas a recuperarse del cáncer de colon, reducir el riesgo de diabetes y reducir la inflamación asociada con la diabetes y la enfermedad cardíaca.

También puede proteger contra la diabetes, la enfermedad de Parkinson y el cáncer de hígado.

Si bien la cafeína en grandes cantidades puede matar, se necesitan grandes cantidades de café para administrar una dosis letal: más de 20 tazas a la vez.

El equipo de investigación planea desglosar los datos del Biobanco por tipo de preparación de café: café prensado, versus café filtrado, por ejemplo, para ver si eso marca alguna diferencia para la salud. Algunos estudios han sugerido que el café sin filtrar, hecho en percoladores o prensas francesas, podría elevar los niveles de colesterol no saludables.