Indocumentado que atacó a su esposa con motosierra enfrentaría sentencia máxima de cadena perpetua

Álvarez atacó a su esposa frente a sus tres hijos en la ciudad de Whittier, California

Álvarez fue detenido en la ciudad de Chula Vista, cerca a la frontera entre California y México
Álvarez fue detenido en la ciudad de Chula Vista, cerca a la frontera entre California y México
Foto: ABC7 EYEWITNESS NEWS (TWITTER) / Getty Images

El indocumentado responsable del atroz crimen que conmocionó a California la semana fue este lunes formalmente acusado ante la Fiscalía de Los Ángeles.

Alejandro Álvarez Villegas, el mexicano que presuntamente atacó a su esposa con una motosierra, deberá responder por siete delitos que incluyen una acusación especial por violencia doméstica, al igual que el uso de la motosierra, un arma mortal y peligrosa, para el asalto.

La fiscalía pidió que se le imponga una fianza de alrededor de 1,4 millones de dólares. Si es declarado culpable, el mexicano se enfrentaría a una sentencia máxima de cadena perpetua en una prisión estatal.

Álvarez también está expuesto a purgar una pena de 20 años por haber sido deportado en 11 ocasiones, dijo hoy a Efe una portavoz del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

Lori Haley, vocera del ICE, aseguró que las bases de datos del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) indican que Álvarez Villegas ha violado las leyes de Inmigración de forma consecutiva y ha sido expulsado de los Estados Unidos 11 veces desde 2005.

La vocera advirtió que, dependiendo del historial criminal de un extranjero, “aquel que vuelve a ingresar ilegalmente a los Estados Unidos, después de haber sido removido previamente, puede ser castigado hasta con 20 años de prisión federal”.

La acusación afirma que en la tarde del 11 de julio, Álvarez presuntamente atacó a su esposa con una motosierra frente a sus tres hijos en la ciudad de Whittier, California.

Luego del asalto, el mexicano huyó en el vehículo de su esposa. En su intento de fuga, chocó el automóvil y supuestamente abandonó la escena del accidente en otro vehículo que robó.

Un día después del ataque, Álvarez fue detenido en la ciudad de Chula Vista, cerca a la frontera entre California y México.

La víctima, Gloria Mojica, fue intervenida en un quirófano, aunque las autoridades la reportaron en condición estable.