Rinden tributo a supervisora fallecida en el tiroteo de Trader Joe’s y víctimas cuentan la tragedia

La entrada de la tienda es ahora un mar de flores y recuerdos de cariño en honor de Melyda Corado, la gerente de la tienda

Tatiana Velasquez honra a Melyda Corado, la gerente de la tienda muerta en el incidente. 
(Aurelia Ventura/La Opinion)
Tatiana Velasquez honra a Melyda Corado, la gerente de la tienda muerta en el incidente. (Aurelia Ventura/La Opinion)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

A pocos días del tiroteo en el supermercado Trader Joe’s de Silver Lake, Tatiana Velázquez y su madre Eidy Velázquez llegaron a rendir tributo a la supervisora de la tienda, Melyda Corado, de 27 años, quien murió en el altercado.

Entre lágrimas Eidy recordó la noticia devastadora que recibió de Tatiana—quien trabaja en la tienda—el sábado por la tarde.

“Mi hija me dijo en el mensaje, ‘Mamá hay un tiroteo en Trader Joe’s, dile a todos que los amo’”, se lee en el texto que todavía tiene Eidy en su celular. “Y yo estaba en shock pensando que eso no le puede pasar a mi hija. Ella no puede estar en esa situación”.

La terrible odisea comenzó el sábado por la tarde cuando el sospechoso, identificado como Gene Evin Atkins de 28 años, disparó a su abuela unas siete veces en su hogar del sur de Los Ángeles y después se llevó a su novia a la fuerza en su carro, dijeron las autoridades

En Hollywood la policía identificó el vehículo y comenzó una persecución que terminó cuando el sospechoso chocó el auto en un poste afuera del supermercado. El hombre se atrincheró dentro de la tienda por horas donde mantuvo a unos 50 empleados y clientes como rehenes mientras intentaba negociar con las autoridades.

Los detalles de la muerte de la supervisora Corado aun no han sido confirmados y se investiga si fue muerta por disparos del sospechoso o de la policía que respondía al tiroteo.

Melyda “Mely” Maricela Corado, la gerente de Trader Joe’s que fallecio en la toma de rehenes. (Aurelia Ventura/La Opinion)Ê

Tatiana, de 18 años, quien ha trabajado en la tienda por un año dijo que no podía creer lo que estaba ocurriendo.

“Me acabo de graduar de la secundaria y yo pensaba que ya estaba a salvo porque ya no voy a tener que preocuparme de los tiroteos de las escuelas. ¿Quién se iba a imaginar que el tiroteo sería en una tienda? En una tienda donde la gente viene a hacer sus compras”, dijo la joven poco después de escribir un mensaje de cariño para su exsupervisora en el altar improvisado que se levantó afuera a la tienda.

La fachada del supermercado ahora solo son tablas que cubren la entrada y un pasillo de flores, tarjetas, peluches, veladoras y otros objetos de cariño para Corado.

Hasta ahí también llegó Rose Ratogna, quien estaba al borde del llanto recordando que ella y su hija Julieta García habían ido a comprar a la tienda ese mismo sábado.

“Vinimos a comprar como a las 12 de medio día y nos enteramos en las noticias como a las 5 [p.m.] cuando ya nos íbamos a la iglesia”, dijo Ratogna. Le dijimos al sacerdote que por favor orara por las personas”, “Nosotros venimos al menos tres o cuatro veces a la semana”, agregó García. “Yo iba a regresar ese mismo día a la tienda más tarde”.

Madre e hija dijeron que en la tienda se sienten como familia y todo se conocen. Ratogna dijo que incluso un empleado les llamó por teléfono para contarles lo que había sucedido.

“Era una cosa horrible, ese hombre [el sospechoso] estaba loco”, dijo Ratogna.

La entrada de la tienda esta cubierta de flores y otros objetos expresando dolor por la muerte de Corado. (Aurelia Ventura/La Opinion)Ê

Mediante mensajes de Twitter, Albert Corado, quien se identificó como el hermano de la víctima, pidió respeto para la familia en su duelo y agradeció todos los mensajes de cariño que han recibido.

“Extraño a mi hermana, como quisiera que esto no hubiera pasado. Se siente bien estar con la familia. Mi papá esta tratando de enfrentar la situación. Yo también”, dice otro de sus tweets.

Otra joven, Grissel Vimbela, quien se identificó como la hermana de los Corado, escribió en Twitter que la última vez que vio a Melyda estaban celebrando la vida. “Tu cumpleaños. Nunca te había visto tan feliz”, dijo en su tweet acompañado de una foto.

Por ahora el supermercado continúa cerrado debido a la investigación.

“[El sábado] fue el día más triste en la historia de Trader Joe’s mientras lloramos la pérdida de uno de los nuestros. Nuestros pensamientos están con su familia, así como con nuestros asociados y los clientes que experimentaron esta prueba terrible e inimaginable”, dice un comunicado de la compañía.

“Nuestra tienda de Silver Lake permanecerá cerrada hasta nuevo aviso para dar tiempo a nuestro equipo para digerir el evento [del sábado]. Continuaremos haciendo todo lo que podamos para apoyarlos”.

La familia creó una cuenta de GoFundMe para ayudar en los costos funerarios. Si desea contribuir visite: https://www.gofundme.com/memory-of-fallen-sister