Escepticismo entre los granjeros de California respecto a la ayuda de Trump

Los agricultores y ganaderos de California no suelen beneficiarse mucho de las ayudas federales

Escepticismo entre los granjeros de California respecto a la ayuda de Trump
Trump tiene malas relaciones comerciales con los principales compradores de EEUU.
Foto: archivo

La administración Trump anunció el martes hasta $12 mil millones de dólares en asistencia para granjeros estadounidenses afectados por el aumento de los aranceles extranjeros, pero no está claro cuánto de esto beneficiará a las mayores exportaciones agrícolas de California, que incluyen nueces, vino, uvas y lácteos.

Los líderes de la industria dicen que es poco probable que esta ayuda tranquilice a los productores y procesadores en todo el Estado Dorado, que están comenzando a ver cómo los precios de sus productos se hunden a medida que los aranceles provocan una caída en la demanda exterior. Dichas tarifas son un subproducto de los crecientes conflictos comerciales internacionales del presidente.

Así, China se ha centrado en varios de los principales cultivos de exportación de California en represalia por dos oleadas de aranceles que la administración Trump anunció a principios de este año. El último conjunto de aranceles chinos, que entró en vigencia a principios de este mes, aumentó los aranceles sobre almendras, nueces, cerezas, uvas y otras frutas a más del 50 %. Europa, México, Canadá, India y Turquía, principales mercados de exportación para productos lácteos californianos, también han promulgado nuevas tarifas para las exportaciones estadounidenses en el último mes, una respuesta al aumento de los aranceles de EEUU en acero y aluminio.

Aunque, según Dennis Nuxoll, vicepresidente de asuntos del gobierno federal en la Asociación de Productores del Oeste, es difícil generalizar sobre el impacto de los aranceles, pues los diferentes cultivos están en diferentes ciclos estacionales, “al menos de forma anecdótica, estamos escuchando que los precios se están suavizando en el verano, en el período previo a la caída”.

El presidente de la Federación de Granjas de California, Jamie Johansson, expresó su esperanza en una declaración el martes por la tarde de que la nueva asistencia del Departamento de Agricultura de Estados Unidos “proporcionará un alivio inmediato a granjeros y rancheros afectados por disputas comerciales”. Pero la oficina dijo que la resolución del conflicto es urgente: “Continuaremos instando a la administración y a nuestra delegación en el Congreso a resolver las disputas comerciales lo antes posible”.

Sonny Perdue, secretario de Agricultura de EEUU, intentó tranquilizar a los agricultores diciendo que los programas de ayuda, que incluyen pagos directos a los productores y compras de bienes excedentes, permitirán a Trump trabajar en acuerdos comerciales a largo plazo para beneficiar a la agricultura y toda la economía de EEUU.

Se espera que la asistencia esté disponible en septiembre. La agencia ofrecerá tres tipos. Los productores de California se beneficiarán principalmente de un Programa de Compra y Distribución que comprará “excedentes inesperados” de frutas, nueces, arroz y leguminosas, así como carne de res, cerdo y leche. Para los productores de soja, sorgo, maíz, trigo, algodón, lácteos y porcinos, el gobierno federal ofrecerá pagos directos a través de su Programa de facilitación de mercado. Un tercer programa para ayudar a los productores a desarrollar otros mercados de exportación estará abierto a todos los productos básicos y agrícolas.

Nuxoll dijo que un programa de compra de frutas y nueces potencialmente ayudaría a los productores de productos frescos que su asociación representa en California y otros estados del oeste. Dependerá de cómo se implemente el programa: “Muchos de los programas de compras ahora esperan hasta que los precios hayan tocado fondo antes de intervenir”. Sin embargo, eso no ayudará a reemplazar las compras de China e India, donde California produce comandos a un precio superior.

A otros les precupa que la mayor parte del financiamiento de la asistencia se destine finalmente a los productores de soja, sorgo y porcino en el Medio Oeste, hogar de muchos de los partidarios políticos de Trump, dejando solo una pequeña porción para los productos agrícolas de California.

Los agricultores y ganaderos de California generalmente no se benefician mucho de los programas de ayuda federal, según Peterangelo Vallis, director ejecutivo de la Asociación de Viticultores del Valle de San Joaquín, con sede en Fresno: “Si vas a subsidiar a cualquier agricultor, va a estar en el medio oeste porque tienen más senadores”, dijo Vallis, aludiendo a la influencia política que ejercen en Washington los senadores republicanos de Kansas, Nebraska, Iowa y otros lugares.

De hecho, la mayor parte del retroceso en la actual ronda de disputas comerciales se ha centrado en cómo perjudicaron a los productores de soja en Iowa y a los granjeros porcinos en Illinois.

No obstante, Nuxoll dice que los productores occidentales y los productores de nueces también han hecho que sus voces se escuchen en Washington. “Obviamente preferimos las exportaciones, preferimos el comercio a la ayuda”, dijo. “Pero si se va a dar ayuda, queremos la parte que nos corresponde. Y creo que lo conseguiremos”.